Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

'Yo nunca 2' es la película más vista del momento en Netflix. Foto: Netflix. Montaje WomenNOW.

'Yo nunca 2' y otros éxitos 'teen' de Netflix. ¿Por qué a los adultos nos fascinan las series y películas de adolescentes?

La serie más vista del momento en Netflix es una comedia 'teen' producida por Mindy Kaling que se esfuerza por evitar algunos estereotipos y rendir homenaje a otros. Y es que el género “coming of age” no fascina solo a los adolescentes, sino también al público adulto. La pregunta es por qué. Lo analizamos.

Ixone Díaz

Nunca pasan de moda (aunque odiemos amarlas). Las historias de instituto (generalmente americano) son un género que resiste al paso del tiempo y que siempre funciona (sobre todo comercialmente) como un reloj. Lo demuestra, una y otra vez, Netflix, con su apuesta por series y películas adolescentes sobre los desafíos de la etapa teen y la interacción social que ocurre  en los pasillos de los institutos. No todo va a ser el coqueteo de la plataforma de streaming con el porno ni la fiebre romántica de títulos como Un lugar para soñar. Pero muchas de estas producciones no están solo pensadas para el público adolescente, el género 'coming of age', un poco más sofisticado que la película de instituto a secas y un poco menos abonado a los estereotipos , también tiene muchos fans entre el público adulto. 

Si no viste la primera (no hace falta que confieses aquí y ahora) 'Yo nunca' contaba la historia de Devi, interpretada por Maitreyi Ramakrishnan, una adolescente norteamericana, pero de origen indio, que acaba de perder a su padre y se enfrenta, a la vez, a la intensa y frustrante vida social del instituto. Mitad parodia, mitad homenaje al género, hay chicos guapos y populares, pero también empollones, triángulos amorosos y algo de introspección emocional sobre lo que significa ser un adolescente en 2020. Y en la secuela, se repite la fórmula del éxito.

Pero 'Yo nunca 2', solo es el último estreno de este tipo en llegar a la plataforma. El catálogo es infinito. Tampoco es nada nuevo. Solo hay que acordarse de títulos que son pura cultura pop millenial como 'Fuera de onda', 'Diez cosas que odio de ti', 'Mean Girls' o 'Dawson crece' y seguir su estela. En los últimos años, el ritmo de estrenos ha sido constante: desde películas más o menos virtuosas como 'Booksmart', 'Si supieras', 'La cita perfecta' y el fenómeno de 'A todos los chicos de los que me enamoré' y sus dos secuelas, a series de culto como 'Sex education' o la propia 'Yo nunca'. Pero, ¿a qué responde el fenómeno? ¿Por qué nos enganchan tanto las escenas de cafetería, pasillos abarrotados de hormonas o exámenes y, por supuesto, la droga dura del primer amor?

Por un lado, está el factor nostalgia sobre aquellos sentimientos (los buenos y los malos) que (por suerte) ya no volverán. Que las tramas sean predecibles (chica lista, precoz y con buenas notas se cuelga de chico popular y más bien simplón) viene con una dosis de confort muy propia del escapismo. 

"Algunas personas se preguntan por qué alguien querría ver una película de terror o de suspense. ¿Por qué querría sentarse y pasar miedo? Pero hay un elemento de tranquilidad en poder experimentar esas emociones desde una perspectiva alejada y me pregunto si se puede decir lo mismo de la ficción para adolescentes. A través de los procesos de empatía con el personaje, estás experimentando esas emociones que en su momento fueron un reto. Pero ahora, desde esta perspectiva más madura, tienes la oportunidad de dominar esas emociones por las que antes te sentías tan consumido y puedes tener una mirada más distanciada sobre esa época de tu vida", le explica a Refinery29 la psicóloga especializada en televisión Honey Langcaster-James.

Además, este tipo de títulos han dejado de ser ficciones estigmatizadas. Igual que los adultos disfrutan de las películas de animación o las sagas literarias diseñadas para sus hijos, las historias teen también están pensadas para atraer a un público más adulto sin que, necesariamente, tenga que ser un placer culpable. ¿Y qué pasa si lo es? Nada. Al fin y al cabo, lo importante es que ya hemos comprobado que la vida adulta es mucho más compleja y cargada de sinsabores que la existencia adolescente. La gracia es que solo cumplir años te desvela ese 'spoiler'...

TE INTERESA

NO TE PIERDAS