Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Money & Career

By WomenNow

28, Septiembre, 2021

Crédito: Getty.

Tres trucos infalibles para ahorrar todos los meses y darte una alegría dentro de un año

No hay como estar motivada. También para destinar parte de tu nómina a una cuenta de ahorro. Piensa en un capricho caro que quieras darte y, con esa idea en la cabeza, establece una rutina de ahorro todos los meses. Te contamos cómo.

Elena de los Ríos.

Plantéate un objetivo posible: las vacaciones soñadas, el curso en esa universidad de prestigio o ese bolso de lujo que no te puedes quitar de la cabeza. Puede que la mejor manera de iniciarse en el ahorro a largo plazo sea esta: que al final te esté esperando un capricho en toda regla. Aunque hay otros métodos para aprender a ahorrar (como el 50/30/20 o el método kakebo) o cambiar de hábitos financieros, este ejercicio es una manera de demostrarte a ti misma el poder que tiene el ahorro cuando se planifica con tiempo y se convierte en una regla irrompible. Cuando tengas tu bolso en el armario, tu matrícula pagada o ese billete de avión en el móvil, querrás más.

La primera regla de la buena ahorradora es irrompible: no se espera a que termine el mes para destinar eso que ha sobrado a la hucha, sino al revés. En cuanto la cuenta corriente ingresa la nómina o los pagos, lo primero es retirar el porcentaje del sueldo que se desea ahorrar cada mes. Puedes calcularlo en función del capricho que te vas a dar. Por ejemplo: si tu capricho cuesta 4.000 euros, ya sabes que tendrás que sacar de tu cuenta 330 euros todos los meses. En otras palabras: tendrás que ajustarte con la liquidez que reste. Se trata de una disciplina más: igual que la dieta, el gimnasio o tu rutina de cuidado facial, sus beneficios se disfrutan a largo plazo.

ahorrar800x400
Si este método para el ahorro te parece demasiado radical, puedes probar "el reto de las 52 semanas". Consiste en ahorrar durante las 52 semanas que tiene el año, una cantidad que va variando. En la primera semana, solo tendrás que ingresar un euro en tu hucha y así, progresivamente. En la 24, ingresarás 24 y en la 52, pues 52. Al final de año te encontrarás con 1.378 euros para gastarte en lo que quieras. ¡En lo que quieras! Y si buscas una suma más ambiciosa, multiplica por dos lo que destinas cada semana a tu hucha. ¿Miedo a olvidar tu cita con el ahorro? Automatiza doce transferencias en tu perfil de banca digital.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS