Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Foto: Getty. Montaje WomenNOW.

¿Un día de teletrabajo a la semana? Cómo hacer funcionar el modelo híbrido si tu empresa apuesta por él

Muchas compañías están planeando implantar uno, dos o incluso tres días de teletrabajo a la semana. De tu forma de organizarte y de cómo cuides tu salud mental y física depende que sea un éxito.

Elena de los Ríos

Ya no hay marcha atrás. La flexibilidad laboral ha llegado para quedarse y las empresas estudian ya las políticas de teletrabajo que mejor se adaptan a sus plantillas. No solo suman al salario emocional que ayuda a atraer a nuevo talento, sino que pueden ser activadoras de la conciliación y, además, ahorrar costes fijos. Según el informe 'Nuevas formas de trabajar. Reflexiones sobre el futuro', elaborado por la consultora Boston Consulting Group, 6 de cada 10 empresas consultadas prevén implantar entre dos y tres días de teletrabajo para 2025. La clave está en saber organizarse en casa, preparando un espacio confortable y práctico, pero también asegurándote de que el teletrabajo sea productivo, sin invadir tu vida personal y familiar: una ‘soft skill’ cada vez más importante.

"Las personas que trabajaron desde casa durante la pandemia se vieron expuestas a riesgos psicosociales y ergonómicos debido, entre otras cuestiones, a la desaparición de barreras entre la vida laboral y privada, con una falta de interacción social y ambientes de trabajo mal adaptados", anunció el pasado junio el comisario de Trabajo y Derechos Sociales de la Unión Europea, Nicolas Schmit. 

Lo que ya está claro es que que cuando estamos en casa sobretrabajamos: el 66% de las compañías españolas aumentaron su productividad durante el tercer trimestre de 2020 una media del 22%. De hecho, expertos como la directora de recursos humanos de Microsoft Ibérica, Luisa Izquierdo, alertó sobre cómo, durante este año de teletrabajo, "hemos visto un aumento de la productividad hasta un punto en el que llegaba a ser nocivo para los empleados".

Lo ideal es madrugar y planificar un buena jornada intensiva en casa

Agotamiento, estrés y problemas de sueño han sido los efectos secundarios más acuciantes del teletrabajo. Por eso, toca aprender a reorganizarnos en dos direcciones. La primera tiene que ver con aprovechar el tiempo al máximo, evitando interrupciones, distracciones de las redes sociales, viajes a la nevera o tareas caseras como poner la lavadora. Según un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), cada persona hace dos horas extra de media cada jornada para cumplir objetivos. Pero no podemos estar trabajando todo el día. Por eso, madrugar y planificar un buena jornada intensiva en casa es lo ideal.

La segunda tiene que ver con la salud mental y postural durante el teletrabajo. Los expertos recomiendan no estar más de una hora en la silla: es clave levantarse, estirar  e incluso hacer algún pequeño ejercicio en casa cada 60 minutos. Además, necesitamos detectar cuándo los niveles de estrés y angustia comienzan a subir para rebajarlos de inmediato. La solución no es solo el autocuidado, sino acotar el tiempo que pasamos delante de las pantallas y buscar un contacto diario con la naturaleza, por ejemplo. Requiere, además, una restructuración de objetivos y una estrategia de cuidado que también atañe a tu jefe. Pero ese es otro tema...

TE INTERESA

NO TE PIERDAS