Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Montaje. Crédito: Getty.

Los spas también son para el verano. Y estos son los más playeros y exclusivos de España.

Solemos asociar los spas con la temporada otoño-invierno. Error. Las aguas termales, los masajes y los tratamientos wellness también son para el verano. De hecho, son compatibles (y recomendables) con las vacaciones de sol y playa. ¿Se le puede pedir más a un plan?

Ixone Díaz

No te quejarás, porque no paramos de proponerte planes (y hacer tus deberes) para el verano: que si las diacaciones, que si los mejores clubs de playa de Baleares, que si los chiringuitos más cool, que si el glamping ... Y hoy, doblamos la apuesta y te proponemos un 2x1: spa y playa; playa y spa. No, no son incompatibles. Y sí, el verano también es temporada alta para los circuitos termales y los rituales wellness . ¿O es que el relax, los tratamientos y los masajes están contraindicados en vacaciones? A un paso de la playa (o directamente sobre ella) estos cinco spas son los más estivales y exclusivos de la costa española.

Six Senses Spa (Marbella)
En plena Costa del Sol y situado en el exclusivo Puente Romano Beach Resort, este spa es un auténtico oasis a pocos pasos de la arena. Los suelos de madera y la arquitectura tradicional andaluza se funden con la vegetación exterior creando un ambiente cálido y relajante. En sus masajes, utilizan productos naturales y andaluces como el aceite de oliva virgen extra, la sal marina o las hierbas de montaña. Te reciben con un té de jengibre y ofrecen una amplia carta de tratamientos además de sauna, hamman, sala de vapores herbales, duchas de hielo o piscinas de hidroterapia.

Finca Cortesin (Málaga)
A tres kilómetros de la playa de Casares (Málaga) este exclusivo alojamiento con vistas al mar, alberga un spa de 2.200 m2 con zonas termales, una piscina de agua salada y una cueva de nieve, pero también con una exclusiva zona tailandesa especializada en masajes asiáticos. Utilizan productos veganos, 100% naturales y sin tóxicos de la marca francesa Biologique Recherche.

Son Brull (Mallorca)
Junto al encantador pueblo costero de Pollensa, este hotel rural (y boutique) de cinco estrellas es uno de los más exclusivos de la isla y se levanta sobre lo que fue un monasterio del siglo XVIII. Su pequeño spa también es puro lujo: rituales faciales, masajes con la fruta, la flor y la hoja de la chumbera mallorquina, circuito termal, sauna, baño de vapor... Y ni si quiera hace falta alojarse en el hotel para disfrutar: ofrecen pases de día y tratamientos a la carta.

Ritz Carlton Abama (Tenerife)
El hotel más exclusivo de Tenerife, con su icónica arquitectura y sus impresionantes vistas, también tiene un spa in-house con circuito de aguas de tradición romana, baño de vapor herbal de estilo turco y diferentes tipos de ducha. Pero también un circuito Kneipp, en el que la textura de la roca volcánica estimula la circulación de piernas y pies.

Magness Soulful Spa (Ibiza)
En el Bless Hotel Ibiza, situado en Cala Nova, este spa de decoración moderna, pero inspirada en el campo ibicenco, es el lugar perfecto para recuperarte de tanto sol, tanta playa y tanta fiesta. Al fin y al cabo, Ibiza sigue siendo Ibiza. Además de sauna, hamman, circuito de aguas, duchas con aromaterapia y una amplia carta de tratamientos, puedes comer (y beber) en su 'healthy bar' para una experiencia wellness 100%.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS