Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

9, Octubre, 2021

Crédito: Getty.

Siete bosques espectaculares para disfrutar del otoño y desconectar de la oficina

Si ya se te han olvidado las vacaciones de verano y necesitas volver a cargar pilas urgentemente, un día en la naturaleza puede ser un bálsamo. Y en otoño, no hay plan más sencillo (e imbatible) que pasear por un bosque y disfrutar del espectáculo de colores.

Mariana Rivera.

El otoño y sus puentes son temporada alta de citas culturales, pero también de escapadas rurales o visitas a algunos de los pueblos con más encanto de España. Pero si en el puente del Pilar solo tienes un día libre y necesitas desconectar de la oficina (y reconectar con la naturaleza) también puedes aprovecharlo para disfrutar del otoño en toda su plenitud paseando por uno de los bosques más bonitos de España. Aunque elegir no es fácil, te proponemos siete espacios naturales en los que el espectáculo está garantizado.

1. Selva de Irati (Navarra)

La deslumbrante explosión cromática de este santuario natural situado en los Pirineos Navarros es una de las más espectaculares de la península. Con una extensión de 17.000 hectáreas, el segundo bosque de hayas y abetos más grande de Europa es, además, un lugar perfecto para practicar la atención plena o el senderismo entre pastos, ríos, embalses, setas y animales.

Selva de Irati
Selva de Irati. @visitnavarra.


2. Abedular de Canencia (Madrid)

Ubicado en La Dehesa Bonita, en plena Sierra Norte de Madrid, este bosque atlántico en el que abundan los robles, acebos, cerezos, avellanos y, especialmente, los abedules es un lugar fascinante y el rincón favorito de fotógrafos profesionales y aficionados para captar estampas de cuento.

3. Muniellos (Asturias)

Esta magnífica reserva natural, situada en el interior de Asturias, acoge el mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de Europa.

Bosque de Muniellos
Bosque de Muniellos @turismodeasturias


4. Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres)

Ubicado entre las sierras bravas de los valles del Tajo y el Tiétar, siempre es noticia en otoño por la berrea de los ciervos que habitan su bosque mediterráneo. Dos paradas obligadas: el Salto del Gitano, si quieres ver aves, y el mirador del Castillo de Monfragüe, para disfrutar de las vistas panorámicas del monte.

5. La Taha (Granada)

Dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, el bosque de la localidad alpujarreña de La Taha exhibe un paisaje exuberante en otoño y es el lugar ideal para pasear entre ríos, madroños y nogales.

La Taha
La Taha @sara.fitcroft


6. Fragas do Eume (La Coruña)

Una tupida naturaleza de todos los tonos verdes imaginables sigue el curso de las aguas turquesas del río Eume. Caminando por los rincones de este parque natural encontrarás cascadas, helechos, musgo y líquenes, así como fresnos, tejos y robles. En su interior, una joya histórica: el monasterio de Caaveiro, un antiguo cenobio construido hace más de diez siglos.

7. Otzarreta (Bizkaia)

Un bosque mágico ubicado en el Parque Natural de Gorbeia. El espectáculo visual de sus centenarias hayas, el manto rojo de las hojas caídas y la serpenteante forma del río que lo atraviesa, te transportan a mundos fantásticos.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS