Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

La 'showrunner' trabaja en una docena de proyectos diferentes para Netflix. Foto: Getty.

Shonda Rhimes: cómo la creadora de 'Los Bridgerton' se convirtió en la 'showrunner' más poderosa de Hollywood

Acaba de confirmar que 'Los Bridgerton' tendrá, al menos, cuatro temporadas, pero el 'hit' de Netflix solo es el último éxito en una carrera plagada de ellos. Con un imperio televisivo a su nombre y un contrato multimillonario con la plataforma de 'streaming', Shonda Rhimes acumula más influencia (y proyectos) que cualquier otra mujer del showbusiness.

Ixone Díaz

Aunque aún no tiene fecha de estreno, el goteo de detalles sobre la esperadísima segunda temporada de 'Los Bridgerton' es incesante. La última novedad es que su estrella, Rege-Jean Page, dejará de formar parte del reparto por "diferencias creativas" con los productores y para tremendo disgusto de sus legiones de fans. La penúltima, anunciada hace solo dos días, es que el 'hit' de Netflix tendrá, al menos, cuatro temporadas. Y la encargada de anunciarlo fue Shonda Rhimes, su todopoderosa productora ejecutiva. Pero, en realidad, la serie de época solo es el último éxito de una carrera plagada de títulos que han convertido a Rhimes en la 'showrunner' más poderosa de la televisión, sobre todo ahora que ha unido sus fuerzas con Netflix y Bela Bajaria, la audaz ejecutiva de la plataforma de 'streaming'

Rhimes siempre supo que quería escribir y contar historias. Hija de un profesor de universidad y una administrativa, era la pequeña de seis hermanos en una casa en la que la lectura era casi una religión. Por eso, su primer instinto fue pensar que quería ser novelista. Pero después de ver a Whoopi Goldberg en una obra de teatro de Broadway decidió que quizá lo suyo era el teatro. Después de graduarse en Dartmouth y estudiar cine en la Universidad de Southern California, empezó desde abajo: trabajando como asistente en diferentes proyectos hasta debutar como guionista en 'Crossroads', el (fallido) estreno cinematográfico de Britney Spears, pero también en cintas como 'Princesa por Sorpresa 2'.

Su suerte cambió definitivamente cuando 'Anatomía de Grey', su primera serie como 'showrunner', se convirtió en un éxito de la noche a la mañana. Rhimes, además, inauguró una forma diferente y visionaria de hacer televisión, basada en un reparto que no solo era mucho más diverso e incluía a actores latinos, negros y asiáticos, sino que se esforzaba por dotar a esos personajes de una profundidad poco habitual en la televisión de hace dos décadas. Rhimes también apostó por poner a las mujeres en el centro de todas sus historias. Porque después del drama hospitalario (que ya va por su decimoséptima temporada y todavía goza de magníficos datos de audiencia) llegaron 'hits' como 'Scandal' o 'Cómo defender a un asesino'.

Por el camino, Rhimes se convirtió en una de las 'showrunners' mejor pagadas de la televisión norteamericana, creó su propia productora (Shondaland), escribió un best seller documentando el año en el que decidió aceptar todas las propuestas que recibía ('The Year of Yes') y demostró que cada dólar que Disney (propietaria de la cadena ABC) invertía en ella tenía un retorno brutal. Según Forbes, las series de Rhimes se han traducido en más de 2.000 millones de dólares de ingresos para la compañía, entre publicidad, acuerdos de sindicación y licencias internacionales. Pero, entre bambalinas, la relación entre Rhimes y Disney se había desgastado con los años y las tensiones de producir varias series a la vez.

Y en 2017, Rhimes dio la sorpresa y fichó por Netflix. Su CEO, Ted Sarandos, llevaba tiempo cortejándola por su extraordinaria capacidad para seducir a las audiencias, pero también por su habilidad para retenerlas a largo plazo. Según la prensa norteamericana, el acuerdo se cerró por 135 millones de dólares. Ella explicó así su decisión al 'Hollywood Reporter': "Me vine a Netflix porque quería poder hacer televisión sin que nadie me molestara. Mientras pueda seguir haciendo televisión sin que nadie me moleste, soy feliz".

Además de 'Bridgerton', Rhimes tiene una docena de proyectos entre manos para la plataforma de 'streaming'. Entre ellos, 'Inventing Anna', la esperada adaptación de la historia real de la estafadora Anna Delvey que protagonizará Julia Garner, pero también 'Reset', basaba en la biografía de Ellen Pao, sobre su (mala) experiencia en Silicon Valley. Y en 'The Residence' Rhimes volverá a la Casa Blanca para explorar el 'backstage' de la residencia presidencial desde el punto de vista de su 'staff' de cocineros, mayordomos, empleadas de la limpieza o floristas.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS