Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Fotograma de la serie 'Sexo en Nueva York'

7 series que pensabas que eran feministas pero NO lo son

Estas son algunas de las series que, a pesar de su intención de postularse como feministas (y, en muchos casos, considerándose como tal por sus consumidores), aún tienen la igualdad como asignatura pendiente.

Actualmente, podemos encontrar multitud de series feministas en plataformas como HBO o Netflix, pero, a pesar de ello, aún hay muchas que son consideradas “feministas” pero que perpetúan roles de género, normalizan la cultura de la violación o visibilizan poco (o nada) a las mujeres de ciertos sectores, como el educativo. Estas son algunas de esas series que creías que eran feministas pero NO lo son: 

1.Sexo en Nueva York

sexo en nueva york serie feminista no feminista

Bajo la imagen de una serie revolucionaria, transgresora y feminista, se esconde una representación de la mujer que confunde la libertad sexual de esta con su cosificación, hipersexualización y la búsqueda desesperada de la aprobación masculina. Es un hecho que, en el momento de su primera emisión -en 1998-, esta serie rompió muchos moldes y que hablar de sexo “sin pelos en la lengua” era todo un atrevimiento en ese entonces. Pero las protagonistas de ‘Sexo en Nueva York’ se perciben como personas incompletas sin un príncipe azul, a pesar de su apariencia de mujeres liberadas e independientes. Y es que, su objetivo al comienzo de la serie se basa en tener sexo con la mayor cantidad de hombres posible y, después, su finalidad principal pasa a ser casarse, quedando sus intereses individuales en un segundo o tercer plano…

2.Friends

friends serie feminista no feminista

La primera emisión de esta comedia fue también en los 90. En este caso, en 1994. Para ser de esa época, presenta una concepción muy moderna de la familia y la feminidad. No obstante, no se pueden pasar por alto los abundantes detalles machistas, homófobos y racistas que dejaron bastante que desear… Por ejemplo, ¿te habías olvidado de que Ross Geller fundó el club “Odio a Rachel Green” cuando esta no correspondió sus sentimientos? El personaje de Ross actuaba como si Rachel le debiera dar amor casi por obligación. Su relación, además, se sustenta en una dinámica bastante perjudicial. Ross había estado obsesionado -no enamorado- con ella desde los 17 años. Desde entonces, intentó sabotear toda relación que Rachel pudiera tener. Y todo esto bajo la imagen de “buen tío” que se gana la simpatía del público…

3. Cómo conocí a vuestra madre

como conoci a vuestra madre serie feminista no feminista

Con su primera emisión en 2005, ‘Cómo conocí a vuestra madre’ es una comedia muy similar a ‘Friends’ aunque más actual. Tanto es así que el protagonista, Ted Mosby, se podría comparar con Ross, de ‘Friends’. En varias ocasiones, este personaje muestra arrepentimiento por conductas que tuvo hacia mujeres en su pasado, pero la causa por la que se redime de todo lo que ha hecho sólo es haber tenido una hija… Por otro lado, la única misión en la vida de Barney Stinson es acostarse con muchas mujeres, lo cual es signo de verlas como objetos de placer para aumentar su valía como hombre. Y, a excepción de los personajes femeninos más recurrentes, como Robin Scherbatsky, la gran mayoría de estos aparecen de forma esporádica y son arquetipos que pueden resultar insultantes: desequilibradas como el personaje de Jeanette o tontas como Becky o Honey, principalmente.

4.Juego de tronos

juego de tronos serie feminista no feminista

‘Juego de Tronos’ se emitió entre 2011-2019 y, a pesar de que en los últimos años  el tratamiento de ciertos temas, como el de la bisexualidad o el lesbianismo, ha mejorado mucho y se ha normalizado bastante, en esta serie se esconde una legitimación y romantización de las agresiones sexuales que resulta peligrosa. Por ejemplo, Daenerys sufre una violación a manos de Drogo pero, como luego ella se enamora de él, este ya no es percibido como un agresor… Además, la actriz Emilia Clarke (Daenerys) aseguró en una entrevista en el podcast Armchair Expert que fue “presionada” para realizar los desnudos en la saga y que no supo de esas escenas hasta que le tocó leer el guion una vez firmado su contrato.

TE PUEDE INTERESAR… 10 cuentas que debes seguir para hacer deporte en casa durante la cuarentena

5.Merlí

Merli serie feminista no feminista

‘Merlí’ estrenó su primer episodio en 2015 y, a pesar de que trata temas complejos como la transexualidad, también está impregnada de sexismo. El protagonista es un profesor de filosofía que muestra conductas infantilizadas que pretenden simpatizar con el espectador -al igual que con sus alumnos- pero, en realidad, se trata de un hombre soberbio y misógino. Además, es el único varón que aparece dando clases en el instituto, las mujeres sólo aparecen haciendo fotocopias. La preeminencia masculina en esta serie se confirma también en el alumnado, a pesar de que la proporción real es ostensiblemente a la inversa. Según datos del Ministerio de Educación, más del 70 % del profesorado es femenino, sin alcanzar el 30 % masculino y son 708.196 las universitarias españolas frente a los 582.992 universitarios hombres. Por otro lado, Iván es el único adolescente con problemas y coincide con que es el hijo de una madre soltera que trabaja muchas horas al día. En cambio, Merlí tambien cría solo a su hijo pero se presenta como un buen modelo.

6.Por 13 razones

por trece razones serie feminista no feminista

En ‘Por trece razones’ (2017) se trata desde el suicidio en la adolescencia hasta las agresiones sexuales. Aquí es necesario destacar que Jessica Davis que, al igual que la protagonista Hannah Baker, había sufrido una agresión sexual a manos de Bryce Walker, introduce en esta serie el término “superviviente”. Las connotaciones que derivan de este concepto ayudan mucho más a las mujeres que han pasado por una violación a ser conscientes de que tienen derecho a continuar con su vida, buscar espacios seguros y ser felices. Todo esto choca con la victimización del personaje de Hannah.  Además, las agresiones sexuales acaparan toda la atención y muchos micromachismos pasan desapercibidos. Por ejemplo: nos fijamos en la exacerbada masculinidad tóxica de Alex cuando Jessica decide volver con Justin, revictimizándola y culpándola por volver con el chico que “permitió que la violasen”,  mostrando una actitud posesiva o territorial porque ella “no le valorase a él, que es un buen chico”…

7. La Casa de Papel

nimri en la casa de papel serie feminista no feminista

Esta serie de 2017, aunque pueda sorprenderte debido al “matriarcado” que Nairobi asegura comenzar, también tiene cierto sesgo machista. Primero, se atribuyen características socialmente concebidas como masculinas para presentar personajes femeninos empoderados. Esto perpetúa la idea patriarcal de que, para tener poder, tienes que comportarte como un hombre. Segundo -y como refuerzo de la idea anterior-, el poder de muchos personajes femeninos se relaciona directamente con su maldad, como sucede con la inspectora Alicia Sierra Montes. No hace falta ser mala persona para que se te vea como merecedora de respeto. Por último, el líder de la banda de atracadores, el Profesor, se percibe como una figura de autoridad muy paternalista y, como se comprueba cuando mantiene una relación sentimental con Raquel Murillo, con poco control sobre su mal carácter, muy egoísta y poco empático…

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS