Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Foto: Santa María de Briones

Santa María de Briones, el lujo de un hotel ‘boutique’ escondido en una villa medieval de La Rioja

Acaba de abrir sus puertas y ya es uno de los hoteles más exclusivos de La Rioja. En el pequeño pueblo medieval de Briones, el hotel ‘boutique’ Santa María de Briones logra la cuadratura del círculo: el lujo más sofisticado en una casona del siglo XVI.

Carolina Rodríguez 

Si estás buscando destino para tu siguiente escapada (o para Semana Santa) no busques más. Este plan lo tiene todo: un paseo por la villa medieval de Briones, situado en un cerro bañado por el Ebro y catalogado (como el burgalés Puentedey) entre los pueblos más bonitos de España, y una estancia en un hotel boutique que abrió sus puertas el pasado 1 de marzo y que es perfecto para quienes buscan desconectar sin renunciar al lujo. Aunque no exhibe la etiqueta de 'adults only', sí es un hotel "especialmente pensado para adultos".

Esta casa solariega, con más de cuatrocientos años de historia, ha sido objeto de una remodelación que ha durado tres años, y en la que los arquitectos han conseguido mimetizar el edificio con su entorno y, en particular, con la muralla de Briones, que lo arropa. En sus 16 habitaciones (una de ellas de dos plantas) las vistas a los viñedos combinan con la sobriedad de su decoración en perfecta sintonía con los elementos naturales del edificio, como los muros tradicionales o la piedra natural, muy característica en La Rioja, pues las pequeñas cuevas excavadas en los sótanos de las casas han servido durante siglos como bodegas.

De hecho, el hotel dispone de un Calado original del siglo XVI que ahora sirve de espacio para disfrutar de un buen vino. En su restaurante, dirigido por el chef riojano Juan Cuesta, la experiencia gastronómica apuesta por combinar tradición y creatividad en los fogones.

Miembro de la Asociación de pueblos más bonitos de España, Briones posee una historia que se remonta a la edad de piedra y en la que destaca su influencia medieval. Además de la obligada visita a algunas de las bodegas del pueblo, como Vivanco o Miguel Merino, también merece la pena explorar la Ermita del Santo Cristo de los Remedios, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo gótico isabelino, o el Palacio del Marqués de San Nicolás, de estilo barroco y construido en el siglo XVIII que alberga la famosa Casa Encantada de Briones, un lugar donde reencontrarse con el pasado a través de la exposición de objetos de la vida cotidiana de otras épocas históricas.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS