Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia. Foto: Getty.

Sanna Marin, en la diana del 'bullying' on-line. ¿Por qué las líderes políticas sufren más acoso en las redes?

Un informe elaborado por la OTAN constata que la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, y su gobierno, formado mayoritariamente por mujeres, son objeto de constantes ataques misóginos en las redes sociales. No es un caso aislado. Kamala Harris o Jacinda Ardern sufren el mismo tipo de acoso, pero también las líderes políticas de la India. Analizamos este (lamentable) fenómeno global.

Ixone Díaz

En 2019, la elección de Sanna Marin como primera ministra de Finlandia fue recibida con estusiasmo generalizado. Era joven, progresista, tenía una historia personal diferente e inclusiva (creció con su madre y la novia de esta), acababa de ser madre y, sobre todo, representaba a una nueva generación de mujeres que aspiraban a dirigir los gobiernos de los principales países del mundo. Dos años después, Marin ha sido elogida por su gestión de la pandemia y, pese a todo, ella y su gobierno "han recibido unos niveles sorprendentemente altos de mensajes abusivos" en las redes sociales. Así lo explica un informe sobre el acoso 'on-line' contra las líderes políticas elaborado por el Centro de Excelencia de Comunicaciones Estratégicas de la OTAN.

"Los cinco ministros más atacados de su gobierno son mujeres y fueron víctimas de abusos misóginos que atacaban sus valores, degradaban sus habilidades para tomar decisiones y cuestionaban sus habilidades de liderazgo", ha explicado Rolf Fredheim, principal responsable del informe que ha constatado, además, que los ataques no estaban dirigidos por 'bots', sino por cuentas verificadas, la mayoría anónimas. Y aunque los resultados del estudio son llamativos, Fredheim explica que el caso de Finlandia ni si quiera es particularmente grave. Los hay mucho peores. De hecho, se trata de un (lamentable) fenómeno global.

Según otro estudio elaborado por Amnistía Internacional, en las últimas elecciones generales celebradas en la India, las principales líderes políticas recibieron una media de 123 mensajes diarios en tono amenazante, abusivo o sexista.

El acoso que reciben las las líderes políticas en las redes sociales desincentiva la participación de las mujeres en los procesos electorales

El fenómeno afecta de manera particular a líderes tan visibles y mediáticas como Jacinda Ardern. Aunque la primera ministra de Nueva Zelanda revalidó su cargo en octubre, durante la campaña electoral los ataques misóginos contra ella y su rival, la líder de la oposición Judith Collins, se multiplicaron. Tanto es así que para denunciarlos (y contrarrestar su efecto) nació Parity Bot, una campaña 'on-line' en forma de algoritmo que cada vez que detectaba uno de estos mensajes, publicaba un elogio en forma de tuit como este: "Grandes mujeres como tú conseguirán que Nueva Zelanda sea un gran país".

Kamala Harris tampoco se libra de este tipo de acoso en Internet. Según medios como el 'LA Times', la vicepresidenta de Estados Unidos es la política norteamericana más atacada en las redes sociales. Y la cantidad de ataques que recibe no es lo más problemático de todo. Lo peor es su virulencia, pero también el racismo y la misoginia sin complejos que transpiran. Así se lo explicaba Cecile Guerin, investigadora de la Institute for Strategic Dialogue, al diario norteamericano: "El abuso contra las mujeres es muy personalizado, se les suelen atacar basándose en su apariencia o denigrando su inteligencia".

Además, este tipo de acoso tiene consecuencias reales y graves. ¿La más directa? Los ataques contra las líderes políticas desincentivan la participación de las mujeres en los procesos electorales y la vida política. En 2019, 18 parlamentarias británicas decidieron no presentarse a la reelección. Entre sus motivos, la mayoría citó el acoso en las redes como un factor determinante en su decisión.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS