Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

¿Qué es el salario emocional y cómo puedes empezar a cobrarlo?

La nómina no lo es todo. A la compensación económica por realizar cualquier tipo de trabajo, se une la retribución emocional, un concepto que está ganando peso entre los trabajadores y las empresas y que se puede, incluso, calcular. Te explicamos cómo.

Ixone Díaz

No seamos ingenuas: para la mayoría, el sueldo es la principal motivación para levantarse por las mañanas e ir a la oficina. O para quitarse el pijama, ducharse y sentarse a teletrabajar. Por eso, es tan importante saber cómo negociar una subida de sueldo. Pero eso no significa que la hasta hora intangible "palmadita en la espalda" o tu relación personal con los compañeros de trabajo no tenga importancia en tu nivel de satisfacción profesional. La tiene y ahora, además, es un concepto mucho más sofisticado y cuantificable, al que muchas empresas y trabajadores ya empieza a prestar atención. Hablamos del salario emocional.

Empecemos por la definición. "El salario emocional está constituido por aquellos beneficios no económicos que obtenemos del trabajo, que nos motivan, cambian nuestra percepción del trabajo y nos llevan al desarrollo personal y profesional. El salario emocional es subjetivo y será diferente para cada individuo. Para algunas personas, el aspecto más importante del trabajo puede ser la oportunidad de socializar y hacer amigos, mientras que para otras esto puede no tener ninguna relevancia. Al mismo tiempo, el tener la oportunidad de convertirse en un experto en cierta área o de potenciar su creatividad puede ser lo que otras personas más valoran", explica la web del Emotional Salary Barometer, impulsado por la experta mexicana en recursos humanos Marisa Elizundia.

Según Elizundia, cada trabajador debe ser responsable de reclamar un salario emocional justo a su empresa, aunque evidentemente los jefes y las organizaciones también juegan un papel fundamental en esto. Algunas empresas ya han entendido la importancia de este concepto y lo utilizan para atraer y retener talento a través de la implantación de jornadas laborales flexibles, servicios de guardería o espacios de trabajo que permiten momentos de descanso y esparcimiento. Sin embargo, existe una inquebrantable regla de oro: jamás se puede aceptar un salario económico bajo a cambio de un salario emocional alto. Son conceptos complementarios, no sustituibles.

El Emotional Salary Barometer utiliza 10 factores para medir el salario emocional. Empezando por la autonomía que tienes para gestionar tus proyectos según tu propio estilo y criterio y la creatividad con los que los desempeñas, pero teniendo en cuenta también la inspiración y la nueva perspectiva de las cosas que puede brindarte tu trabajo. El disfrute (¿te diviertes en la oficina? ¿te ríes con tus compañeros de trabajo?) o la maestría con la que desarrollas tu trabajo son parámetros que también influyen de manera decisiva en tu grado de satisfacción laboral.

Pero hay más. El salario emocional también puede medirse por el sentimiento de pertenencia al grupo o a la organización, así como el sentimiento de propósito, definido como la sensación de que tu trabajo contribuye decisivamente a los objetivos de la compañía. Además, debe tener en cuenta la dirección, entendida como la capacidad para que tu carrera tenga proyección más allá de tu puesto actual, y el crecimiento profesional, que te permite desarrollar tus capacidades sin estancarte por el camino. Pero también el crecimiento personal, que consiste en encontrar la mejor versión de ti mismo.

Hasta aquí, la teoría. Pero, ¿cómo puedes "calcular" tu salario emocional? Puedes utilizar la herramienta (de pago) del barómetro o empezar por un pequeño ejercicio propuesto por Elizundia. De entre los diez factores que lo determinan, trata de identificar los que para ti son más importantes. Después, analiza si tu empresa hace lo suficiente por satisfacerlos. Eso te dará una pista importante sobre si tienes que pedir o no un aumento de salario emocional.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS