Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Money & Career

Crédito: Getty.

¿Te gustaría saber lo que cobran tus colegas? En Finlandia quieren terminar así con la brecha salarial

Conocer el sueldo de los compañeros de trabajo no es habitual en España, pero algunos países como Finlandia se plantean implantar la transparencia salarial para combatir la brecha de género que en nuestro país alcanza el 12%.

Elena de los Ríos

La presidenta de Finlandia Sanna Marin se ha propuesto un objetivo casi revolucionario para su primera legislatura: pretende convertirse en la mujer que acabe con la brecha salarial en su país, donde en 2020 un hombre ganaba de media un 17,2% más que una mujer. No es de extrañar que esta cifra le preocupe, pues está muy por encima de la media de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), que se sitúa en el 12,5%. Para lograrlo, Marin ha diseñado un paquete legislativo que parte con cierta ventaja, pues cuenta con el apoyo de un gobierno de coalición formado por cinco partidos. Debe ganarse, eso sí, el sí de los sindicatos y, sobre todo, de la patronal, donde ya han puesto objeciones serias a una de sus medidas estrella: la transparencia salarial.

El plan de Sanna Marin contempla la posibilidad de que los trabajadores puedan saber el sueldo de sus colegas, siempre que tengan la sospecha de que pueden estar siendo discriminados en su salario por razón de su género. Como era de esperar, la medida no ha contado con el apoyo de una de las organizaciones de empresarios más importantes del país, desde donde alegan que provocará nuevos conflictos entre los trabajadores. En muchos lugares de trabajo de Reino Unido y Estados Unidos el tema del salario sigue siendo un tabú, hasta el punto de que algunos trabajadores tienen prohibido revelar a sus compañeros cuánto cobran. En España tampoco es muy común que se comparta el salario, ni de manera oficial ni extraoficial, pues la retribución se considera más una valoración individual que un atributo de una determinada categoría o puesto.

En España no es común que se comparta información sobre el salario. La retribución se considera una valoración individual

En realidad, la investigación académica no termina de aclarar si la transparencia salarial es capaz de termina con la brecha salarial o no: algunos estudios desvelan la desmoralización de los trabajadores que descubren que ganan menos que sus colegas y otros aluden a una bajada general de sueldos en las empresas en las que se asume tal disposición.

Finlandia tampoco es el primer país que da pasos en esta dirección, aunque sí el que lo hace más decididamente. En Dinamarca las empresas que tienen más de 35 trabajadores deben publicar la información salarial por género. En Reino Unido, las compañías con más de 250 empleados deben proporcionar los datos correspondientes a la brecha salarial de género desde 2017. En España, el pasado mes de abril se implementó un registro salarial por sexos para aspirar a la transparencia. Nuestra brecha salarial entre hombres y mujeres ronda todavía el 12%.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS