Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Money & Career

By WomenNow

20, Octubre, 2021

Crédito: Getty.

Por qué triunfa el "ayuno financiero", la dieta de ahorro que ha inventado una prestigiosa columnista económica

Basándose en el mito de los 21 días, Michelle Singletary, columnista de 'The Washington Post', propone un método para controlar las finanzas personales. No te vamos a engañar: requiere sacrificio. Y pagar todo en 'cash'.

Elena de los Ríos.

La filosofía de la dieta que propone Michelle Singletary, columnista de The Washington Post y autora de The 21 day financial fast your path to financial peace and freedom (El ayuno financiero en 21 días: tu camino hacia la paz y la felicidad financiera), te va a sonar. Por que, en realidad, con el objetivo de lograr el bienestar financiero y controlar mejor tus ahorros, como parte de unos buenos hábitos de autocuidado financiero tiene todo que ver con cualquiera de las dietas para mantener a raya el peso que hayas hecho a lo largo de tu vida.

De hecho, se basa en el mito de los 21 días, ese patrón temporal en el que, supuestamente, una persona puede integrar un nuevo hábito en su rutina. No tiene respaldo científico, pero puede ser una buena lanzadera para un cambio vital importante.

Dos recomendaciones de Singletary que coinciden con otros manuales de ahorro son más o menos obvias. La primera es una de las más difíciles de llevar a cabo: comprar solo lo necesario. Esto significa dejar de entrar en tiendas de ropa, renunciar a escapadas de fin de semana o reducir las salidas a cenar.

Recordemos: se trata de un 'ayuno', con lo que hay que asumir el sacrificio sí o sí. El truco es fijar esos 21 días como plazo para esta dieta estricta y analizar al término cómo nos sentimos después de las restricciones: ¿ha sido para tanto? ¿Podríamos extender esta sobriedad de gasto un poco más allá?

Para que el ayuno financiero tenga éxito, la segunda herramienta imprescindible es pagar todo en efectivo. Aunque sea muy molesto pasar por el cajero automático, el efectivo es lo ideal para llevar el control de gastos que necesitas para ahorrar. Y una tercera estrategia que te recordará, día tras día, que estás a dieta y tienes un objetivo que cumplir: llevar un registro diario de ingresos y gastos. Ver cómo tus sacrificios diarios estiran la nómina es el mejor estímulo para seguir ahorrando.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS