Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Montaje. Crédito: Netflix.

Paris Hilton cocina para 'Netflix': de adolescente malcriada a dj femenina mejor pagada y creadora de un imperio que podría superar al de su familia

Fue en 2007 cuando su abuelo, el millonario hotelero Barron Hilton, la desheredó de la fortuna familiar. Catorce años más tarde, Paris Hilton ha demostrado no necesitar un apellido famoso para amasar una fortuna que ya pisa los talones a la de sus antecesores.

Por Carmen Raya

Netflix lleva meses convirtiéndose, sin ninguna duda, en el rey del streaming más random por excelencia. Si tan pronto nos insta a encontrar el amor enmascarados, a sucumbir a la fiebre más romántica o a recuperar ese gusto por el contenido adolescente, ahora el gigante de los contenidos audiovisuales más atrevidos quiere que cocinemos de la mano de la extravagante (pero siempre divertida) Paris Hilton en En la cocina con Paris Hilton que se estrena este próximo 4 de agosto.

"Paris Hilton sabe cocinar... más o menos. Y va a revolucionar los programas de cocina tradicionales. Porque ella no es ninguna chef, ni pretende serlo. Con la ayuda de sus amigas famosas, Paris descubre nuevos ingredientes, recetas novedosas y útiles de cocina muy exóticos. Esta serie inspirada en su vídeo viral de YouTube acompañará a Paris durante todo el proceso, desde la compra en el supermercado hasta el momento de sentarse a la mesa. Y quién sabe: ¡igual acaba aprendiendo a defenderse en la cocina", puede leerse en la sinopsis con la que Netflix da un giro de tuerca a formatos como MasterChef Celebrity.

La oveja negra mediática de su poderosa familia

Nacida en el seno de los Hilton, la familia propietaria de la cadena de hoteles Hilton, Paris nunca fue lo que podríamos llamar la 'heredera perfecta'. Amiga íntima de Kim Kardashian desde pequeña (esta última ejerció de estilista de Hilton hasta que saltó a la fama por sí sola) siempre tuvo claro que iba a aprovechar al máximo su estatus de 'niña rica'.


Pero lo que no sabía nadie es que bajo esa fachada de frivolidad, diamantes y fiestas hasta el amanecer se escondía una auténtica empresaria con un olfato como ninguno para saber dónde estaba el verdadero dinero en un futuro. Mientras que la prensa la tachaba de "fiestera despreocupada", Paris se abría camino en el mundo de la televisión con el reality The Simple Life junto a su amiga Nicole Richie (hija de Lionel Richie).

Un éxito de audiencia que fue emitido por Fox y por E! entre los años 2003 y 2007 y que muchos consideran el precedente de Keeping Up With The Kardashians. Sin embargo, esta exposición mediática no hizo ninguna gracia a su abuelo, quien no dudó en desheredarla de manera pública.

Un movimiento que Paris Hilton ya vio venir y quizá por eso no realizó ninguna declaración al respecto. Ella prefirió demostrar que no necesitaba el dinero de su familia. ¿Cómo? Con la fortuna que había ganado hasta el momento se centró en potenciar sus redes sociales (va camino de los 16 millones de seguidores en Instagram y de los 17 en Twitter ), comenzó su propio canal de Podcast, This is Paris, y se centró en su carrera como dj a partir del año 2012.

Tantas noches de fiesta en Ibiza le hicieron tener los contactos necesarios para poder unirse a los mejores productores musicales y discotecas como Amnesia en la isla pitiusa y esta misma le hizo un hueco en sus summer sessions. ¿Tiene talento? La crítica la tachó de "sin más", pero el público hacía cola para ver a la rubia más mediática del planeta Tierra moverse tras la mesa de mezclas. Por algo se convirtió en la dj femenina mejor pagada durante varios años.

La Kris Jenner de su generación

Sin embargo, el verdadero éxito de Paris Hilton es que su personaje nunca ha superado su persona. Ella misma dirige su gabinete de comunicación y recientemente convertía el rumor de su embarazo en la oportunidad perfecta para hacer promoción de su podcast. Lo hizo anunciando que contestaría en su podcast y que solo ahí sus seguidores podrían saber la verdad y nada más que la verdad.

paris-hilton-embararazo

La única duda que todavía no ha querido desvelar es qué Paris Hilton es la verdadera. ¿Lo sabremos algún día?

 

 

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS