Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

16, Septiembre, 2021

Que se aparte 'OnlyFans': llega 'Striptok'. Y es mucho más que una comunidad de 'strippers'

Montaje. Crédito: TikTok.

Que se aparte 'OnlyFans': llega 'Striptok'. Y es mucho más que una comunidad de 'strippers'

Que el nombre no te engañe. Sí, TikTok se ha convertido en la plataforma preferida de las bailarinas de striptease, pero en ella los bailes sensuales conviven a partes iguales con el activismo y los consejos profesionales. Y sus fans son, sobre todo, otras mujeres.

Marita Alonso.

Las redes sociales siguen subiendo la temperatura, y no solo porque Megan Fox (que está viviendo una segunda oportunidad en Hollywood) y Machine Gun Kelly presuman de sus andanzas sexuales en Instagram, sino porque tras el furor por OnlyFans llega el fenómeno Striptok, una comunidad de strippers en TikTok que no es lo que piensas. Su contenido no se limita a vídeos subidos de tono en los que jamás verás un cuello vuelto. Sus creadoras aprovechan la plataforma para intercambiar consejos profesionales y tips de seguridad, pero también para mantener debates sobre los aspectos más negativos de la conocida como FOSTA-SEST, acrónimo de la legislación contra el trabajo sexual que, en opinión de muchas profesionales, hace que ejercer su trabajo sea aún más peligroso. TikTok, que recientemente se conjuraba contra la restrictiva ley del aborto en Texas, está demostrado que el activismo cada vez florece en lugares más inesperados.

Teauryajya DuBenion, stripper del club The Red Leopard en Satellite Beach, Florida, explicaba hace unos días al New York Times que muchas de sus seguidoras no aspiran a ser strippers, pero que, sin embargo, se sienten inspiradas por su actitud. Efectivamente, Striptok es una comunidad empoderada, alejada de la mirada masculina y en la que, paradójicamente, la mayoría de seguidoras son otras mujeres. La lencería de encaje comparte conversación con el arte del pole dancing, pero también con las experiencias de las profesionales, que retratan la cara oculta de una actividad arriesgada. Algunas de ellas recomiendan, por ejemplo, contratar un guardaespaldas para abandonar las despedidas de soltero.

@picasso.baeI’m in love with money baby. #striptok #babystrippa #strippatiktok #datingtiktok #relationshipgoals #AsSceneOnTubi♬ original sound - Muhammed alarithy

Pero también ayuda a combatir estereotipos. En uno de sus vídeos, Isabella Davenport (que acumula más de medio millón de seguidores) explica que "seis de cada 10 strippers tienen estudios universitarios, tres de cada 10 siguen pagando sus estudios, el 89% provienen de hogares religiosos, el 91% asegura mantener una relación estrecha con sus padres, siete de cada 10 se sienten empoderadas por su trabajo y tres de cada 10 son mujeres casadas". Esta nueva comunidad le debe su existencia a A’Ziah King, conocida como Zola, que en 2015 publicó un interminable hilo en Twitter en el que narraba sus experiencias y cuya historia ha sido llevada al cine por Janicza Bravo.

Sky Hopscotch fue una de 315 millones de personas que se unieron a TikTok en pleno confinamiento. "Así es una típica noche en el club en el que trabajo. Gateo por el escenario recogiendo billetes. A veces, gano cientos de dólares, si tengo suerte. Quizás esto sea degradante para ti, pero para mí, no lo es", comenta en uno de sus vídeos más populares. "Con este dinero le doy a mi familia todo lo que necesita. Ya no tengo que hacer frente a los préstamos estudiantiles de mi carrera como bióloga. Contribuyo a la economía y pago mis impuestos", explica en el vídeo.

@thisisnotskyhopscotchNo amount of hateful comments will ever outweigh the benefits of dancing. Sorry, not sorry. #fyp #striptok #TWDSurvivalChallenge #TeamUSATryout♬ Castaways - The Backyardigans

Muchas se enfrentan al bloqueo de sus cuentas, a la eliminación de las mismas o a un control extremo de sus contenidos. Y teniendo en cuenta que TikTok es la segunda fuente de ingresos de muchas de ellas, el problema es importante. La censura ha hecho que hablen utilizando eufemismos y tengan que adaptar su lenguaje para burlar los filtros, restando fuerza y naturalidad a sus publicaciones. Cuando, en realidad, es una comunidad mucho más volcada en el activismo y la sororidad que en el sexo.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS