Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

20, Diciembre, 2021

Crédito: Getty.

Nicola Sturgeon, la "dama de hierro escocesa" (y el azote de Boris Johnson)

Con la vista puesta en una nuevo referendum que volverá a consultar a los escoceses sobre la independencia del Reino Unido, la ministra principal para Escocia Nicola Sturgeon se ha convertido en la enemiga número uno de Boris Johnson en su peor momento de popularidad.

Ixone Díaz

Margaret Thatcher fue su inspiración para querer entrar en política en los años 90. No era admiración, sino un profundo sentimiento de agravio por el impacto que las políticas de Thatcher  tuvieron en Escocia. Y sin embargo, a Nicola Sturgeon, ministra principal para Escocia desde 2014, siempre le han llovido las comparaciones con ella y su estilo de liderazgo. Por eso, la llaman la "dama de hierro escocesa". Convertida en la líder indiscutible del Partido Nacional de Escocia, Sturgeon mantiene su intención de volver a convocar un referendum de independencia en Escocia en 2023 mientras la gestión de la pandemia la ha convertido en una de las críticas más feroces de Boris Johnson, cuando el primer ministro británico atraviesa uno de los peores momentos desde que llegó a Downing Street. 

En los últimos días, Sturgeon ha pedido a los escoceses que se queden en casa y que limiten las reuniones sociales para frenar el avance de la variante Omicron  y ha criticado a Boris Johnsson −asediado por las dimisiones en su gabinete y los escándalos por las fiestas organizadas en su residencia oficial− por no asistir a una reunión clave para la gestión de la pandemia mientras le exigía más recursos económicos para hacer frente al impacto de la crisis. 

Sus maneras de gestionar la pandemia han colisionado desde el principio: mientras Johnsson ha sido más laxo o ha llegado tarde a aplicar algunas restricciones, Sturgeon, mucho más audaz y conservadora en las medidas, ha conseguido que hasta el 65% de los escoceses aprueben su gestión de la crisis, según un estudio de la universidad de Bristol. Apenas un 24 por ciento de los británicos decían lo mismo del primer ministro.

El 65% de los escoceses aprueban la gestión de Sturgeon durante la pandemia.

La popularidad de Sturgeon en Escocia está fuera de toda duda: en mayo fue reelegida en su cargo y se quedó a solo un escaño de la mayoría absoluta. De hecho, la pandemia no ha conseguido desgastarla después de ocho años en la presidencia y casi 35 en política. Con 16 años, Sturgeon se afilió al SNP y después de estudiar Derecho, se convirtió en diputada en 1999. Desde entonces, nunca ha abandonado el escaño y, por el camino, ha conseguido convertirse en la política más poderosa del Reino Unido.

Sin embargo, en las últimas semanas la continuidad de Sturgeon al frente del SNP se ha puesto en duda. En parte, porque ella misma ha reconocido el desgaste emocional provocado por la gestión de la pandemia. Y en parte, porque en una reciente entrevista que Sturgeon concedía a una revista femenina, la política se reconocía cansada, hablaba de escribir sus memorias, de convertirse en madre de acogida (Sturgeon y su marido no han podido tener hijos) o de un posible papel en un organismo internacional como la ONU. Hace unos días,  Sturgeon terminaba con los rumores de manera drástica: "No tengo intención de irme a ninguna parte". De hecho, ha avanzando ya que su plan es cumplir su mandato. Y su promesa.

Sturgeon quiere convocar un nuevo referendum de independencia para 2023 y, de hecho, ha prometido iniciar el proceso en 2022. Lo hace solo ocho años después de la primera consulta porque considera que tras el Brexit (el 62% de los escoceses escogieron la permanencia en la Unión Europea) y la pandemia las condiciones y la relación de Escocia con el Reino Unido han cambiado. De momento, Boris Johnson se resiste a conceder una nueva votación para decidir el futuro del territorio. Por eso, su enfrentamiento público con Sturgeon no tiene visos de cesar. Muy al contrario. Continuará...

TE INTERESA

NO TE PIERDAS