Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

5, Octubre, 2021

Crédito: Netflix.

Halle Berry y el club de las mujeres directoras 'made in' Netflix

Como otras estrellas de su generación antes que ella, Halle Berry debuta como directora en 'Bruised', que se estrenará en noviembre en Netflix evidenciando el compromiso de la plataforma de streaming por equilibrar la brecha de género en la industria audiovisual.

Mariana Rivera.

A sus 55 años, con un patrimonio valorado en más de 80 millones de dólares (llegó a ser la actriz mejor pagada del mundo hace dos décadas) y un Oscar en propiedad (fue la primera mujer afroamericana en ganar una estatuilla a la mejor interpretación protagonista) Halle Berry lo ha hecho todo en Hollywood. O casi todo. Ahora, está a punto de estrenarse también detrás de las cámaras en 'Bruised', su primera cinta como directora, que se estrenó en el pasado Festival de Toronto y aterrizará en Netflix el próximo 24 de noviembre. La actriz se suma así a otras estrellas de su quinta, como Resee Whiterspoon, Nicole Kidman, Drew Barrymore o Margot Robbie, que están haciendo fortuna en Hollywood desarrollando guiones con punto de vista femenino y personajes femeninos, ya sea como productoras o directoras.

Lo hace, además, poniéndose en la piel de Jackie Justice, una luchadora de artes marciales caída en desgracia que se reencuentra con el hijo de seis años al que abandonó siendo un bebé. Inicialmente, el personaje fue escrito para Blake Lively, pero cuando Lively rechazó el papel, Berry decidió aceptar el reto. Como le contaba hace unos días al diario New York Times, tuvo que "entrenar entre cuatro a seis horas para aprender boxeo, muay thai, judo y jiujitsu, además de refrescar la práctica de la capoeira que aprendí en 'Catwoman'". Todo eso mientras trabajaba en el desarrollo del guion, dirigía al elenco, elegía las localizaciones o supervisaba las escenas de acción.

Desde la silla de la directora (en la que antes que ella han destacado otras estrellas como Olivia Wilde, Natalie Portman, Greta Gerwig, Angelina Jolie o Jodie Foster) la actriz se une a otra lucha: cerrar filas para acortar la brecha entre mujeres directoras y hombres directores en una industria cinematográfica desigual, donde solo una de cada cinco películas tiene a una mujer detrás de las cámaras y apenas el 16% de la financiación se invierte en cintas realizadas por ellas, según datos de la UNESCO. En 2019, solo el diez por ciento de las películas más taquilleras de la industria fueron dirigidas por una mujer.

Por eso, los servicios de streaming, con Netflix a la cabeza, han convertido esta en una de sus principales cruzadas a favor de la diversidad. En marzo, la plataforma anunció un programa financiado con cinco millones de dólares para formar a jóvenes mujeres cineastas. "Si hay más mujeres detrás de las cámaras, habrá también más mujeres delante de ellas", explicó entonces Bela Bajari, vicepresidenta de Global TV y la ejecutiva más poderosa de la plataforma. Según un informe independiente, Netflix ha conseguido que el 23 por ciento de las películas que produjo en 2018 y 2019 estuvieran dirigidas por mujeres, un número aún insuficiente, pero que mejorara sustancialmente las estadísticas del resto de la industria. Ahora, Halle Berry se une al club de las directoras made in Netflix.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS