Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi, fundadoras de Black Lives Matter, en 2015. / Getty.

Black Lives Matter: el movimiento fundado por tres mujeres que lidera las protestas tras la muerte de George Floyd

Las activistas Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi están detrás de este movimiento que nació en 2013. Ahora, Black Lives Matter está más de actualidad que nunca tras la muerte de George Floyd a manos de un policía el 25 de mayo.

Black Lives Matter. Las vidas negras importan. Hace más de una semana que vemos estas tres palabras escritas cada día en las redes sociales y en los medios de comunicación de todo el mundo. Exactamente, desde el 25 de mayo, el día en que el ciudadano afroamericano George Floyd murió a manos de un policía en Minneapolis, Derek Chauvin. El vídeo de su muerte, grabado por los transeúntes que presenciaron la terrible escena, ha dado la vuelta al mundo. Se ha extendido igual que las protestas en las calles de Estados Unidos, que duran ya ocho días, o los posts con cuadrados negros que ayer inundaron Instagram con el hashtag #blackouttuesday, iniciativa realizda por muchas famosas como Emma Watson o Michelle Obama. Detrás de muchas de las movilizaciones contra el racismo sistémico de Estados Unidos, que han llegado, incluso, a las puertas de la Casa Blanca, está el movimiento Black Lives Matter.

La organización fue fundada por tres mujeres líderes de la comunidad afroamericana: Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi. Garza (Oakland, California, 39 años) es activista y escritora de opinión. Ha publicado algunos de sus artículos en periódicos de la talla de ‘The Guardian’. Graduada en antropología y sociología por la Universidad de California en San Diego, actualmente es directora de proyectos especiales en la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar.

Como muchos de los movimientos sociales de la actualidad, Black Lives Matter empezó en las redes sociales.

Patrisse Cullors (Los Ángeles, California, 36 años) es activista, artista y dramaturga. Su viaje personal es interesante. Cuando era niña formaba parte de los Testigos de Jehová, pero poco a poco fue dejando esa iglesia, debido, entre otras cosas, a que chocaba con su condición sexual: ella se ha definido como queer. Por eso, a los 16 años, después de confesarles su condición, decidió abandonar la casa de sus padres. Aún así, la espiritualidad es importante en su vida. Prueba de ello es que tiene un título de religión y filosofía por la Universidad de California en Los Ángeles.

Por su parte, Opal Tometi, hija de inmigrantes nigerianos de 34 años, es activista y escritora. Estudió Comunicación en la Universidad de Arizona y actualmente es la directora ejecutiva de la Black Alliance for Just Immigration (Alianza Negra para la Inmigración Justa).

Aunque Black Lives Matter se declara libre de jerarquías, ellas son el rostro más visible del movimiento. Su ideario tiene una filosofía transversal que une la lucha de los derechos civiles de la comunidad afroamericana al feminismo o la visibilidad trans.

Orígenes del movimiento

El movimiento Black Lives Matter surgió en el verano de 2013. Un año antes, en febrero de 2012, George Zimmerman había matado de un disparo a Trayvon Martin, un adolescente negro de 17 años. Zimmerman aseguró que había actuado en defensa propia, aunque Martin no llevaba ningún arma encima. El juicio se celebró entre junio y julio y un jurado absolvió a Zimmerman, provocando la indignación entre la comunidad afroamericana.

Garza, Cullors y Tometi se habían conocido en Black Organizing for Leadership & Dignity (Organización Afroamericana para el Liderazgo y la Dignidad, pero, como muchos de los movimientos sociales de la actualidad, Black Lives Matter empezó en las redes sociales. Tras el asesinato de Trayvon Martin, Garza escribió en Facebook “Una carta de amor a la gente negra”, que decía “Nuestras vidas importan, las vidas de los afroamericanos importan”. Cullors respondió a este post con el hashtag #BlackLivesMatter. Ahí empezó todo.  

Un año después, en 2014, el movimiento salió a la calle. Y por un motivo trágico: el asesinato de Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años, a manos del agente de policía Darren Wilson en la localidad de Ferguson (Misuri). Las manifestaciones en la ciudad duraron más de una semana y Black Lives Matter estuvo muy presente a través de una marcha de apoyo y diversas acciones. A partir de ese momento, el movimiento se fue fortaleciendo. Hasta hoy.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS