Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Las mujeres utilizan menos el transporte privado en sus desplazamientos. Foto: Getty.

Las mujeres y la huella de carbono. ¿Por qué contaminamos menos que ellos?

No solo estamos más concienciadas sobre los efectos del cambio climático y la conservación del medio ambiente, sino que, según un estudio reciente, las mujeres españolas emitimos también menos CO2 que los hombres. ¿La clave? Unos hábitos de vida y de consumo mucho más sostenibles.

Ixone Díaz

Desde hace unos años, la literatura científica y los estudios de diferentes organizaciones han llegado a una conclusión aplastante: a las mujeres nos preocupa más el medio ambiente y estamos más concienciadas sobre los efectos de la crisis climática que los hombres. Pero esa brecha de género también tiene un lado oscuro: las derivadas de la emergencia medioambiental también nos afectan más a nosotras. Según un informe del Instituto de la Mujer, el 80 por ciento de los refugiados climáticos son mujeres. Y ahora, también sabemos que contaminamos menos. En concreto, las mujeres españolas emitimos un 10 por ciento menos de CO2 que los hombres cada año.

Lo estudios son ciertamente tozudos. Según uno publicado por la universidad de Yale, las mujeres somos más conscientes de los riesgos asociados al cambio climático y según otro realizado por el Instituto de Investigación de Política de las Mujeres de Washington también estamos más dispuestas a asumir subidas de impuestos si es para proteger el medio ambiente. La OCDE dice que reciclamos más y mejor y que hacemos una compra más consciente y sostenible. Y el informe "Género y Cambio Climático: un diagnóstico de situación", publicado el año pasado por el Instituto de la Mujer, volvía a insistir en lo mismo: el 86 por ciento de las mujeres considera importante la sostenibilidad de los productos de alimentación que compran, un porcentaje que cae 17 puntos entre los hombres. Y el 70 por ciento ha disminuido su consumo de carne, una tendencia mucho menos pronunciada entre los hombres.

Y eso quizá tiene su propia explicación. Según otro artículo, publicado en 2016 por el 'Journal of Consumer Research', los hábitos de consumo respetuosos con el medio ambiente son percibidos como femeninos entre algunos hombres, que pueden, incluso, ver amenazada su masculinidad por adoptarlos.

Los hombres consumen más carne y utilizan más el transporte privado que las mujeres

Y ahora un estudio reciente pone aún más evidencias sobre la mesa. El proyecto Cartografía Carbono, de la 'start-up' española The Planet App, acaba de hacer públicos los resultados de una encuesta realizada entre más de 1.800 personas repartidas por toda la geografía nacional y que se ha encargado de analizar desde el consumo energético de los hogares hasta el transporte y la movilidad. Pero también el consumo de productos y servicios relacionados con la alimentación, el ocio, la ropa, el calzado o la tecnología.

¿El resultado? Las españolas emitimos un diez por ciento menos de CO2 que los hombres. Y si nuestra huella de carbono ronda las 5,3 toneladas anuales, la de ellos alcanza las 5,9. La explicación está en nuestros hábitos de consumo.

Mientras ellos utilizan más el transporte privado y frecuentan bares y restaurantes más a menudo, ellas realizan trayectos más cortos y emplean el transporte público con más frecuencia. Además, los hombres consumen más carne. Y ese es el elemento verdaderamente diferenciador. De hecho, los españoles que menos CO2 emiten son los veganos (3,5 toneladas); los carvínoros empedernidos puede llegar a emitir hasta 7,2 toneladas de CO2 al año.

Pese a todo esto, las mujeres tienen menos influencia en las decisiones políticas relacionadas con la crisis climática, algo que Naciones Unidas ha querido atajar con la elaboración de un plan de acción de género para fomentar la igualdad y el liderazgo femenino en la emergencia medioambiental.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS