Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Crédito: Getty.

Michaela Jaé Rodríguez, la primera mujer transgénero en ganar un Globo de Oro: de pelear con su identidad a abanderar la 'ball culture'

A los 31 años, Michaela Jaé Rodríguez ha hecho historia. De padre puertorriqueño y madre afroamericana, esta actriz transgénero nacida en Nueva Jersey ha ganado el Globo de Oro a la mejor actriz por la serie 'Pose'. Un hito al que ha llegado tras un duro camino de transformación personal.

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) ha celebrado la que posiblemente sea recordada como la gala de 'la vergüenza' en la historia de los Globos de Oro. Tras ser acusada de falta de ética, nula diversidad y tráfico de influencias, el año pasado la organización entonó un mea culpa público incorporando a 21 nuevos miembros (29% afroamericanos, 29% latinos y 24% asiáticos) y redactando un nuevo código de conducta.

Sin embargo, esas medidas no han logrado evitar para que la industria cinematográfica les haya dado la espalda y la 79ª edición de estos, hasta ahora, prestigiosos premios se haya limitado al anuncio de los nombres de los ganadores en las redes sociales. Y quizá el primer paso hacia una nueva era de los Globos de Oro comience por el premio otorgado a Michaela Jaé Rodríguez, actriz transgénero de 31 años que hace historia al haber ganado el Globo de Oro a mejor interpretación femenina por su papel en la serie Posecuyo episodio final se emitió en junio de 2021.

Durante tres exitosas temporadas, Michaela ha dado vida a Blanca Rodriguez-Evangelista, una mujer trans con VIH/SIDA que se convierte en una de las estrellas de la llamada culture ball de Nueva York en los años 80, un ambiente que la actriz conoce muy bien en la vida real ya que ella fue una de las abanderadas de este movimiento en su juventud.

Michaela Jaé Rodríguez.
Michaela Jaé Rodríguez en Pose.

Aunque nació siendo un hombre, Michaela ha contado que con siete años "rezaba por volverse mujer". Una dura y larga lucha mental por aceptar quien era realmente la llevaron a proclamar su "bisexualidad/homosexualidad" con catorce años. Fue entonces cuando Rodríguez se involucró en la ball culture donde encontró el apoyo del padre de su house, quien le enseñó a realizar el vogue.

¿Qué son la ball culture y el vogue

Para entender por qué el personaje y la vida de Michaela se entrelazan y poder disfrutar de la profundidad y el significado de su interpretación se debe comprender primero qué es la ball culture y el vogue. El primero es un movimiento social (cuyo nombre completo es ballroom culture) que se originó en Nueva York en los años 20 y que se convirtió en una refugio para la comunidad afroamericana y latina LGTBQI+.

Estos espacios de baile (ballroom significa salón de baile en inglés) permitían (y permiten) la libre expresión de personas que en la sociedad heteronormativa se sentían rechazadas y marginadas. Muchas de ellas encuentran aceptación en la comunidad ballroom, pero también una familia dentro de las houses, tras haber sido expulsadas o haber escapado de su propios hogares.

Dichas casas compiten entre sí en bailes en los que, primordialmente, se practica el vogue o voguing. Esta disciplina de danza, creada entre los años 70 y 80 por homosexuales y mujeres transgénero afroamericanas y latinas en clubs underground del barrio neoyorquino del Harlem, consiste en bailar al son de música disco y house imitando las poses (de ahí el nombre de la serie Pose) de las modelos en las pasarelas.

Celebración de un 'voguing' en Harlem en 1988.
Celebración de un 'voguing' en Harlem en 1988.

Una heroína de su generación 

En 2016, cuando ya había cumplido 25, Michaela cuando decidió hacer una pausa en su carrera como actriz (ya era muy conocida en la escena indie neoyorquina) para iniciar su terapia de transición hormonal. Pocos meses después, le comunicó a su representante su decisión de no acudir a más castings para papeles masculinos. Él la apoyó sin fisuras.

"Fue un alivio. Pensé que nadie querría trabajar con una actriz transgénero", ha explicado. Sin embargo, antes de ser elegida por Ryan Murphy (creador de 'Pose' y de éxitos como 'Glee' o 'American Horror Story') para el papel que la lanzó al estrellato, el universo Marvel ya había puesto sus ojos en ella para dar vida al primer personaje transgénero en el universo cinematográfico de Marvel. El papel de Sister Boy, en la serie 'Luke Cage', fue su primer salto importante en cuanto a reconocimiento de la comunidad transgénero en el cine. Desde entonces, Michaela no ha dejado de luchar por seguir abriendo el camino a todas las que vienen detrás ella.

mj-rodriguez-instagram

TE INTERESA

NO TE PIERDAS