Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Foto: Getty.

Melinda después de Bill. ¿Qué pasará ahora con la Fundación Gates?

La noticia del divorcio del matrimonio, después de 27 años de unión y trabajo filantrópico en común, plantea grandes incógnitas sobre el futuro de la que, según 'Forbes', es la quinta mujer más poderosa del mundo. A partir de ahora, Melinda Gates emprende un camino en solitario en el que podría seguir los pasos de Mackenzie Scott.

Ixone Díaz

"Después de reflexionar y trabajar mucho en nuestra relación, hemos decidido poner fin a nuestro matrimonio. Durante los últimos 27 años, hemos criado a tres hijos increíbles y construido una fundación que trabaja en todo el mundo para hacer posible que todas las personas lleven una vida sana y productiva". Con estas palabras Bill y Melinda Gates anunciaban el lunes su divorcio después de casi tres décadas en común. Sin acuerdo prematrimonial, su patrimonio se dividirá según un acuerdo de separación que podría batir el récord que en 2019 establecieron Jeff Bezos y Mackenzie Scott y que se saldó con unos ingresos de 38.000 millones de dólares en 'stock' de Amazon para ella. Según Forbes, la fortuna del fundador de Microsoft ronda los 130.000 millones de dólares.

Sin embargo, las incógnitas sobre su separación no se limitan a los términos económicos de su divorcio. También está en juego su legado a través de la Fundación Gates. En el mismo comunicado, la ex pareja afirmaba: "Continuamos compartiendo nuestra misión y seguiremos trabajando juntos en la fundación". Según un portavoz, su intención es seguir compartiendo la presidencia y colaborando en la estrategia de la fundación creada en el año 2000 y que, desde entonces, se ha convertido en la entidad filantrópica privada más influyente del mundo, con 50.000 millones de dólares de activos y más de 1.600 empleados. El año pasado, Gates abandonó el consejo de administración de Microsoft para concentrarse en su labor benéfica.

Sin embargo, medios como el LATimes ya se preguntan qué pasará cuando la ex pareja alcance un acuerdo definitivo de divorcio y especulan sobre la posibilidad de que Melinda Gates decida iniciar su propia fundación bajo sus propios términos y con una agenda más volcada en iniciativas relacionadas con el empoderamiento femenino y la igualad de género. Si es así, tendrá un espejo donde mirarse en MacKenzie Scott.

Después de su divorcio de Jeff Bezzos tras 25 años de matrimonio, en 2019 Scott decidió unirse al Giving Plege, la iniciativa filantópica creada por el matrimonio Gates y Warren Buffett, que compromete a las grandes fortunas del planeta a donar la mayor parte de su fortuna en vida o a través de su herencia. "Cada persona tiene algo que puede ofrecer a los demás gracias a una infinita serie de influencias y golpes de suerte. Además de todas las cosas con las que me ha obsequiado la vida, tengo una cantidad desproporcionada de dinero para compartir. Mi acercamiento a la filantropía seguirá siendo considerado. Le dedicaré tiempo, esfuerzo y atención. Pero no pienso esperar. Y me emplearé a fondo hasta que la caja fuerte esté vacía", explicó entonces. La pandemia aceleró sus planes y solo en 2020, Scott donó más de 6.000 millones de dólares a diferentes iniciativas, aunque de momento su actividad filantrópica no cuenta con una estructura ni se articula a través de un fundación.

Además de un divorcio multimillonario y una increíble fortuna, Scott y Gates comparten más cosas. El año pasado, colaboraron en el proyecto 'Equality Can´t Wait Challenge' para impulsar el empoderamiento femenino en diferentes ámbitos. Llamada a convertirse en una filántropa más influyente de lo que era hasta ahora, Melinda Gates podría volcarse en los problemas que afectan a las mujeres.

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS