Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Melinda Gates cree que viviremos otras pandemias. GETTY

Melinda Gates: "Tenemos la responsabilidad de afrontar la crisis del coronavirus desde la solidaridad global"

La Fundación Bill y Melinda Gates ha destinado más de 250 millones de dólares para combatir el COVID-19. Su labor ha recibido el apoyo de personalidades como Chan Zuckerberg o Madonna.

La Fundación impulsada por Melinda Gates aúna esfuerzos para luchar contra la pandemia que se está cobrando miles de vidas en todo el mundo. El coronavirus ha provocado además la mayor crisis económica desde 1945 según ha declarado la ONU. Para combatirlo desde distintos frentes destinaron inicialmente más de 100 millones de dólares y han anunciado ahora una ampliación de otros 150 millones.

A través de su proyecto Acelerador Tereapéutico COVID-19, la Fundación impulsa varios proyectos de investigación -ayudará al menos a siete laboratorios- para conseguir una vacuna. Buscan prevenir el contagio, mejorar métodos de diagnóstico y terapias para el coronavirus. Su labor está recibiendo el apoyo de numerosas entidades, empresas e instituciones como del gobierno británico, Mastercard o personalidades como la filántropa Chan Zuckerberg y la cantante Madonna, que ha donado 1 millón de dólares.

Bill Gates alertaba en una charla TED en 2015 de la necesidad de prepararse para una epidemia global.

En una entrevista publicada por Business Insider, Melinda Gates afirma que probablemente habrá que esperar unos 18 meses para contar con una vacuna. Ese tiempo es el que, por ejemplo -recuerda Gates-, costó lograr la vacuna para el ébola. Cuando se logre, tiene claro que ha de ser accesible para todo el mundo y a un coste bajo.

Para Gates, esto no será algo que ocurre una vez en un siglo, como pasó con la gripe española, sino que "es probable que veamos otras pandemias", dado que el mundo es ahora una comunidad global.

Si bien gran parte de las acciones de la Fundación tendrán un impacto mundial, la respuesta y los fondos destinados por la familia Gates quieren centrar su apoyo en África y Asia meridional, "donde la pandemia tiene el potencial de ser aún más mortal y terrible de lo que estamos viendo en Estados Unidos y Europa".

Solo un hospital de Manhattan tiene más camas de cuidados intensivos que la mayoría de los países africanos. Un dato que indica el enorme desafío al que se enfrentan dichos países, según explican desde la Fundación al anunciar la ampliación de fondos contra el COVID-19

“Tenemos la responsabilidad de hacer frente a esta crisis global desde la solidaridad global", insiste Melinda Gates. Su organización quiere hacer hincapié así en el apoyo a las regiones en vías de desarrollo "donde los líderes locales y los trabajadores de la salud están haciendo un trabajo heroico para proteger a las comunidades vulnerables y frenar la propagación de la enfermedad ".

La impulsora de la Fundación Bill y Melinda Gates sabe bien de qué habla ya que son muchos los proyectos en los que han trabajado para erradicar epidemias. Han dirigido iniciativas contra el sida, la malaria, la tuberculosis y jugaron un importante papel para combatir el ébola. También es conocido el esfuerzo de Melinda Gates para fomentar la igualdad de la mujer en el mundo, promover el liderazgo femenino y eliminar la brecha salarial en Sillicon Valley.

Bill Gates, 2015: "No estamos preparados para la próxima epidemia"

Bill Gates, uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo, se subía a un escenario TED en 2015 para pronunciar una charla que titulaba "¿La próxima epidemia? No estamos preparados". Sus palabras parecen premonitorias.

"Si algo ha de matar a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, probablemente será un virus muy infeccioso". No una guerra o una explosión nuclear como vemos en muchísimas series o películas de ciencia ficción.

El dueño de Microsoft hacía esas afirmaciones con el conocimiento y la experiencia que le dieron los esfuerzos de su Fundación en la lucha contra el ébola, que costó la vida a unas 10.000 personas. Ese virus no se transmite por el aire y los afectados comienzan a contagiar cuando sus síntomas les dejan ya en cama.

En su charla, Bill Gates advertía de lo que podía suceder con un virus que sí pudiera multiplicar los contagios rápidamente transmitiéndose por el aire o a través de personas asintomáticas. Esto desencadenaría millones de muertes, afirmaba en su charla.

Con esos contundentes argumentos, hacía un llamamiento a estar preparados. "Es posible construir un sistema de respuesta eficaz. Tenemos a favor la ciencia y la tecnología, teléfonos móviles para difundir la información, mapas satélites para ubicar a la gente y ver cómo se moviliza, avances en biología.... tenemos los instrumentos pero hay que ponerlos al servicio de un sistema mundial para la salud". "Tenemos que actuar ya", advirtió en 2015.

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS