Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Campos de girasoles en Andalucía. Pixabay

Estos son los 12 rincones de España más instagrameables para dejar a tus seguidores con la boca abierta

Vestigios de una guerra, los molinos de Cervantes, un templo egipcio, cascadas de ensueño, una poza de agua azul, campos de girasoles… España está repleta de rincones mágicos en los que hacer las mejores fotos y que tus seguidores de Instagram tengan que darte un like sí o sí.

Paula Llorente

1. Búnkers del Carmel (Barcelona)

Con su perspectiva de 360º, dicen que es el mejor mirador de la ciudad de Barcelona. Desde su cima la ciudad queda entera a tus pies. Se halla en la cima del Turó de la Rovira, en el barrio del Carmel, junto a los restos de una batería antiaérea usada en la guerra civil. Pero si tu idea es ir a ver el anochecer ¡abrígate porque suele refrescar!

2. Alcázar de San Juan (Ciudad real)

De día los molinos de Don Quijote y de noche cielos estrellados… así son los alrededores de esta preciosa localidad. Alcázar de San Juan es uno de los cruces de caminos más importantes de España. Su origen pudo ser la villa romana con magníficos mosaicos que se encontraron junto a la parroquia de Santa María en 1952 y que se conservan en el Museo Fray Juan Cobos.

3. Mirador del Templo de Debod (Madrid)

La capital de España cuenta con uno de los mejores atardeceres, y no podía estar en otro sitio que en el Templo de Debod. Para aquellos que no lo conocen, es una visita obligada y para los que sí, un lugar habitual. Junto a este espectacular edificio de más de dos mil años de antigüedad podrán disfruta de un 'skyline' sorprendente de Madrid, que poco tiene que ver con el bullicio de la ciudad. A un lado, la inmensidad verde de la Casa de Campo; al otro, el majestuoso Palacio Real y la Catedral de la Almudena.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de

4. Cala de Algorri (Guipúzcoa)

¿Qué pensarías si te decimos que puedes ver y tocar el meteorito que hace millones de años destruyó el planeta y provocó la extinción de los dinosaurios? Pues sí. Según algunas investigaciones, en la cala de Algorri, en Guipúzcoa, una fina y oscura capa de arcilla es el indicio irrefutable del impacto de un meteorito brutal que acabó con más de la mitad de la fauna del planeta hace 65 millones de años.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Xevi (@xevigonzalez)

5. Masueco de la Ribera (Salamanca)

Unas de las cascadas más altas de España y casi del mundo. Las cataratas de Niágara solo superan en 2 metros (alcanzan los 52) a las que forma el río Uces, afluente del Duero, en plenos Arribes, un territorio repartido entre Masueco de la Ribera y Pereña. Esta cascada crea una nube de vapor que rodea el paisaje y que te llenará de paz y tranquilidad. Tanto es así, que emocionó al mismísimo Miguel de Unamuno, así que el enclave cambió su nombre de Pozo de los Humos por el de Senda de Unamuno.

6. Covanera (Burgos).

Justo al sur de la Cordillera Cantábrica encontramos este enclave. Es la cavidad subacuática más larga del país. El Pozo Azul es un espacio de aguas limpísimas y frías –la temperatura no sube de los 12ºC–, lo que explica la abundancia de truchas. La tranquilidad de este paraje situado en Covanera y el impresionante azul turquesa de sus aguas es un 'must' de la provincia de Burgos.

7. Alcalá del Júcar (Albacete).

Alcalá del Júcar tiene tantos rincones maravillosos que bien podría llamarse la localidad del 'selfie'. Pero, sin duda, la imagen del Puente Romano y el río Júcar se lleva el primer puesto. En verano puedes disfrutarlo con otro punto de vista y darte un buen chapuzón en su playeta, que se forma en la llamada hoz del Júcar. Y si con esto no es suficiente también te encantará el antiguo castillo, sus cuevas fortificadas y su plaza de toros irregular.

8. Las fuentes de La Granja (Segovia)

Los jardines que rodean el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, diseñados por René Carlier con profusión de parterres y árboles de gran porte, acogen un espectacular conjunto de fuentes monumentales decoradas con esculturas de plomo, con pátinas en color bronce, que representan escenas mitológicas de gran belleza. Datan de 1724, cuando el rey Felipe V las mandó construir para decorar el que se convirtió en su lugar de retiro. ¡Y estás de enhorabuena! La primavera es la mejor época del año para conocerlas.

9. La Muralla Roja (Calpe) 

Este sitio ha sido uno de los lugares favoritos para los influencers en España. La Muralla Roja de Calpe (Alicante) es un maravilloso edificio de apartamentos construido por el arquitecto Ricardo Bofill que parece un enorme puzzle coloreado de rojo.

10. Vejer de la Frontera (Cádiz)

Este maravilloso pueblo blanco es una de las joyas que esconde la provincia de Cádiz. Situado sobre un cerro, atrapado entre la montaña y la cercanía del mar, desde sus calles laberínticas se aprecia una panorámica inigualable. Y por si fuera poco, en lo alto de su casco histórico se alza un castillo. Por algo Vejer está considerado uno de los Pueblos más bonitos de España desde el año 2014. Pero la conciencia de su belleza viene de lejos: ya en 1978 fue galardonado con el I Premio Nacional de Embellecimiento de Pueblos.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de

11. Faro de El Tostón (Fuerteventura)

En la Punta Ballena, a 5 kilómetros al norte del pueblo de El Cotillo, se encuentra el Faro de El Tostón, que tardó en construirse seis años y que entró en funcionamiento en 1897. Semejante atalaya parece de película, con los colores blanco y rojo de la torre y su haz que ilumina las aguas del Atlántico. En los alrededores destacan pequeñas calas como la playa del Marrajo o los Lagos, que forman piscinas de aguas cristalinas muy tranquilas, desde donde podrás hacer unas fotos increíbles con el faro de fondo.

12. La Ruta del Sol (Córdoba y Sevilla)

Y para finalizar, una ruta única. ¡Atención! Prepara tu cámara y busca el mejor encuadre: ¡esta primavera ya están en flor los campos de girasoles de la provincia de Córdoba y de Sevilla! Estas coloridas flores amarillas suelen alcanzar los tres metros de altura y pasear entre ellas es una sensación única.

 

 

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS