Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

22, Octubre, 2021

Crédito: Getty.

Marina Abramovic: las cinco 'performance' que mejor definen una carrera artística basada en la provocación

Con una trayectoria de cinco décadas marcada por la vanguardia y la provocación, Marina Abramović recibe el Premio Princesa de Asturias de las Artes. Recordamos su performance más famosa, pero también cuatro obras que forman parte de la exposición que la artista exhibe estos días en Oviedo.

Mariana Rivera.

Cuando ni siquiera se utilizaba la palabra performance, Marina Abramović ya hacía lo que mejor sabe hacer: crear y provocar. Su arte, centrado en investigar los límites del cuerpo y de la mente, se caracteriza por generar una comunicación (y participación) directa con el público. A sus 75 años, y con medio siglo de carrera artística a sus espaldas, la artista serbia recibe el Premio Princesa de Asturias de las Artes. Los galardones también han premiado este año a la feminista norteamericana Gloria Steinemla deportista Teresa Perales y a las científicas Katalin Karikó, Özlem Türeci y Sarah Gilbert.

Para celebrar su trayectoria, recordamos su performance más famosa y perturbadora ¡Rhythm 0', pero también cuatro piezas elegidas por la propia artista que trazan un recorrido por los ejes temáticos y estéticos de su trabajo y se exhiben estos días en la Fábrica de armas de la Vega de Oviedo en la muestra Marina Abramović Performative Video Works.

Rhythm 0 (1974)

En una galería en Nápoles, la artista se entregó literalmente al público, como si fuera un objeto más. Sobre una mesa, dejó 72 objetos: entre ellos una rosa, unas tijeras, vino y hasta una pistola cargada. El público era libre de hacer con ellos (y con ella) lo que quisieran durante seis horas. Conforme tomaron confianza, los espectadores optaron por acciones cada vez más agresivas contra Abramović, hasta llegar a herirla físicamente. Cuando la performance terminó, el público huyó sin atreverse a enfrentarse a la artista. Abramović ha explicado que la metáfora detrás de la performance era obvia: "Si dejas que el público decida, te puede matar".

La performance puede verse en YouTube pero tiene restricciones debido a su naturaleza.

Art must be beautiful, artist must be beautiful (1975)

En esta performance presentada originalmente en Copenhague (y que estos días se exhibe en Oviedo), la artista tiene un peine en una mano y un cepillo en la otra. Mientras se peina violentamente, hasta lastimarse, repite el título de la pieza: "El arte debe ser bello, la artista debe ser bella". Abramović ha explicado que el propósito de esa agresión autoinfligida era liberarse de las restricciones impuestas por la cultura occidental sobre el miedo al dolor y la muerte.

Rest Energy (1980)

Esta representación es otra de las más conocidas y controvertidas de la artista por el peligro que representó para ella. Abramović sostenía un arco y Ulay (su ex pareja y creador junto a ella de muchas de sus obras) templaba la cuerda del arco con una flecha apuntándole directamente a ella. Así durante cuatro horas. La confianza, así como la concentración física y mental, eran determinantes en esta performance. Marina compartió con Ulay una relación sentimental y artística de más de una década. Ambos crearon presentaciones donde ponían a prueba los límites del cuerpo y de la mente

The Onion (1996) 

Siguiendo la línea de performances anteriores, en 'The Onion' Abramović da un gran mordisco a una cebolla cruda y mientras la mastica lentamente, su voz en off hace una extensa queja personal y social. El proceso de devoración de la cebolla es otro de sus desafíos basados en la resistencia física.

Golden mask (2010)

Con un fondo negro y vestida del mismo tono, Abramović se cubre el rostro con tiras de pan de oro. De ella solo se ve su cabeza y sus hombros. Durante 30 minutos y mientras la luz recorre su rostro, la artista permanece sin pestañear. Utilizar el cuerpo y las emociones para comunicar es fundamental para la artista serbia, aunque la incomodidad, la fatiga y el agotamiento físico sean un camino recurrente para ella.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS