Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

13, Febrero, 2020

Maitane Alonso, tras recibir el galardón del MIT.

Maitane Alonso, galardonada con el premio más importante de ciencia y tecnología del MIT

Maitane Alonso ha creado un invento que ha llamado la atención de la NASA. Esta estudiante de Medicina defiende que "hay muchos jóvenes y muchas mujeres con ideas brillantes e investigando, pero no se pone el foco en ellos".

Maitane Alonso, una joven bilbaína de 19 años, ha creado una novedosa máquina que prolonga la vida de los alimentos, un invento por el que que ha sido galardonada por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en el certamen internacional más importante de ciencia y  tecnología. Además, ha logrado despertar el interés de la NASA. Esta estudiante de segundo de Medicina pretende, además, romper estereotipos en la ciencia y demostrar «las ideas brillantes» e importantes investigaciones que están desarrollando las mujeres y los jóvenes y que, a menudo, son invisibles.

Su descubrimiento empezó como muchos otros, con una casualidad y grandes dosis de curiosidad. La casualidad fue detectar hace ya 3 años, antes de cumplir los 16, que el “interesante olor” de las zapatillas de su hermano desaparecía al ponerlas al lado de un generador, en el txoco familiar (una caseta típica en el País Vasco). A eso, la joven sumó su inquietud ante la gran cantidad de alimentos que se desechan diariamente en establecimientos, restaurantes, supermercados y hogares. «Pensé que si se eliminaba el olor, se eliminarían también los microorganismos que causan el deterioro de los alimentos».

«No se trata de que todas las chicas estudien ingenierías sino de que haya una igualdad de oportunidades, que las mujeres tengan las mismas herramientas para dedicarse a lo que les apasiona».

Y así, surgió su máquina de envasado con aire tratado. Lo que hace su invento es depurar el aire que está en los recipientes donde guardamos los alimentos –un proceso que lleva solo 5 segundos-, para eliminar los microorganismos. Ha desarrollado varios prototipos y, con el apoyo de su familia, acaba de crear su propia empresa «Innovating Alimentary Machines», con la que espera comercializar muy pronto estas máquinas, en la industria y los hogares, que suponen un ahorro energético y económico, y evitan el uso de productos químicos en la industria agroalimentaria.

Mujer y joven en la ciencia, víctimas de un doble estereotipo

Para Maitane, que dedica una importante parte de su tiempo a la divulgación científica, la brecha de género no radica sólo en la falta de vocaciones. En su clase por ejemplo, al igual que en otras carreras sanitarias, pasa lo contrario, hay más chicas que chicos. «Lo que sucede es que a medida que avanzamos en la trayectoria profesional los pocos hombres que hay son los que acaban en los puestos de mayor responsabilidad». En su opinión, es una cuestión de estereotipos. Al hablar de ciencia «todos imaginamos un señor mayor con bata». Y en la parte social «a veces incluso te miran de otra manera cuando haces algo importante y eres mujer».

Los estereotipos y prejuicios se complican aún más si eres joven. «La gente piensa que los jóvenes no hacemos nada. Hay muchos jóvenes y muchas mujeres con ideas brillantes e investigando, pero no se pone el foco en ellos».

¿Cuál es la solución?

«No se trata de que, de repente, todas las chicas estudien ingenierías sino de que haya una igualdad de oportunidades, que las mujeres tengan las mismas herramientas para encontrar su vocación y dedicarse a lo que les apasiona». Y también de dar visibilidad a aquellas que son referentes, «para romper definitivamente con todos los clichés».

 

TE INTERESA

UN CAFÉ CON LOS EXPERTOS

NO TE PIERDAS