Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Mackenzie Scott en un evento.

MacKenzie Scott, la filántropa más generosa del mundo, vuelve a hacerlo. ¿A quién ha donado 2.700 millones de dólares?

Tan alérgica a los focos que apenas existen fotos suyas, sus multimillonarias donaciones siempre terminan convirtiéndose en noticia. Mientras su ex, el fundador de Amazon Jeff Bezos, ultima su primer viaje al espacio, MacKenzie Scott, la tercera mujer más rica del planeta, sigue cumpliendo su palabra de vaciar la caja fuerte.

Ixone Díaz

Aunque su discreción y su timidez con la prensa ya forman parte de su leyenda, cualquier movimiento de Mackenzie Scott se convierte, automáticamente, en noticia. Primero, porque, según Forbes, es la tercera mujer más rica del mundo. Pero, sobre todo, porque en apenas un año se ha convertido en la filántropa más generosa del planeta. El martes, Scott anunció su última donación: 2.700 millones de dólares que ha repartido entre 286 organizaciones diferentes a lo largo y ancho de Estados Unidos.

"Cuando me senté a escribir esta publicación, me sentí estancada. Quiero restar importancia a las voces privilegiadas y ceder el foco a otros, pero sé que algunas historias de los medios se centrarán en la riqueza", explicaba Scott en un post publicado en Medium para dar a conocer su decisión. Efectivamente, ella, su historia y su cuenta corriente han vuelto a acaparar los titulares, pero, ¿dónde ha caído exactamente la lluvia de millones?

Scott, cuya acción filantrópica carece de una estructura en forma de fundación al estilo de su mentora Melinda Gates, ha repartido los fondos entre todo tipo de organizaciones: desde instituciones educativas y organizaciones religiosas a proyectos relacionados con la cultura y las artes, como el legendario Teatro Apollo de Harlem, pero también a iniciativas que luchan contra el racismo y la pobreza o que trabajan para reformar a ex miembros de pandillas urbanas violentas en ciudades como Los Ángeles. En total, 286 causas justas.

Con vocación de manifiesto, la carta de Scott ha vuelto a dejar en evidencia su compromiso en un momento en el que las noticias sobre los escasos impuestos que pagan las grandes fortunas en Estados Unidos ha provocado una auténtica tormenta política al otro lado del Atlántico. "Nos regimos por la humilde creencia de que sería mejor si la riqueza desproporcionada no se concentrara en un pequeño número de manos", explica Scott en su post.

Aunque su auténtica vocación siempre ha sido la literatura (y, de hecho, es autora de dos novelas), Scott, que conoció a Bezos mientras ambos trabajaban en una firma financiera de Nueva York, contribuyó significativamente a la creación de Amazon y fue la primera contable de la compañía. Pero después de 25 años de matrimonio y de tres hijos en común, en 2019 firmó el acuerdo de divorcio más ventajoso de la historia. En concreto: 38.000 millones de dólares en 'stock' de Amazon.

"Sería mejor si la riqueza desproporcionada no se concentrara en un pequeño número de manos", ha explicado Scott.

Ese mismo año, Scott se comprometió a "vaciar la caja fuerte" al convertirse en una de las firmantes de 'The Giving Pledge', una iniciativa impulsada por Bill y Melinda Gates, pero también por Warren Buffett, que compromete a las grandes fortunas a donar la mayor parte de su fortuna. "Cada persona tiene algo que puede ofrecer a los demás gracias a una infinita serie de influencias y golpes de suerte. Además de todas las cosas con las que me ha obsequiado la vida, tengo una cantidad desproporcionada de dinero para compartir. Mi acercamiento a la filantropía seguirá siendo considerado. Le dedicaré tiempo, esfuerzo y atención. Pero no pienso esperar. Y me emplearé a fondo hasta que la caja fuerte esté vacía", explicó entonces.

Y la pandemia ha acelerado sus planes. Solo en 2020, Scott donó 6.000 millones de dólares a casi 400 organizaciones diferentes. Según Forbes, la fortuna de Scott después de esta donación (un cálculo que fluctuá constantemente según el valor de las acciones de Amazon) alcanza los 57.000 millones de dólares, lo que le convierte en la tercera mujer y la vigesimosegunda persona más rica del mundo.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS