Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

1, Septiembre, 2020

Foto: Isaiah Rustad / Unsplash

Los 15 comentarios más machistas que todas las mujeres han escuchado alguna vez

Hay muchos comentarios machistas que han pasado a formar parte de nuestra cotidianidad. Esa normalización se sirve de la incorporación de estos dentro de los denominados "micromachismos" o incluso las "bromas". Te decimos los 15 comentarios que has escuchado alguna vez y que no deberían pasar desapercibidos.

Reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres sigue siendo necesario. Y para alcanzarla, es necesario poner la atención en algunos mensajes de nuestro día a día que a veces pasan desapercibidos. Es el caso de comentarios aparentemente inofensivos que van dictando lo que está bien y lo que está mal a todas las mujeres desde su infancia e indican cómo alcanzar la perfecta feminidad. Sí, esa que es contradictoria y que se vale de mandatos imposibles de seguir, como tan bien se expone en el vídeo de 'Be a lady' de Cynthia Nixon, del que hablamos recientemente. Aquí te enumeramos 15 de los comentarios más machistas que toda mujer ha escuchado alguna vez en su vida (desgraciadamente).

1."Menudo carácter tenéis (las mujeres)"

A menudo se dice que una mujer decidida y segura tiene "demasiado carácter". En cambio, los hombres con temperamento son percibidos como personas "con mucha personalidad". La diferencia entre lo primero y lo segundo es la connotación: negativa en el caso de las mujeres y positiva en el de ellos. Esto somete a las mujeres a unos moldes sociales en los que sólo encajarán si se mantienen calladas y son complacientes.

2."¿Qué pasa, tienes la regla?"

En caso de desafiar las reglas de género de las que hablamos en el anterior punto, los castigos pueden variar desde un "Eres una mala madre/esposa/hija" a un "¿Tienes la regla?" o a un "¡Menuda histérica!". Todos esos ataques reflejan que el nivel de exigencia que recae sobre las mujeres es mucho mayor. Así lo explica Laura Dern en "Historia de un matrimonio", donde interpreta a la abogada Nora Fanshaw, que está ayudando a Nicole (Scarlett Johansson) a divorciarse: "Un padre imperfecto es aceptable. Tú tienes que ser perfecta, pero Charlie puede ser un puto desastre. A ti siempre te pondrán el listón más alto".

3."Ni machismo ni feminismo, igualdad"
Una variante de esta frase es "No me gustan los extremos", como si el feminismo fuera lo contrario al machismo. Empecemos por el principio. Según el diccionario de María Moliner, el feminismo es "la doctrina que considera justa la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Movimiento encaminado a conseguir la igualdad". Es decir, feminismo es igualdad.

4."También hay mujeres que asesinan"

Defender que la violencia no tiene sexo es ir en contra de la verdad. Según datos del INE, en 2018, del total de delitos, más del 80% fueron perpetrados por hombres en España. Y, si nos centramos en los homicidios, la cifra aumenta hasta casi el 90%. Además, los feminicidios son asesinatos de mujeres por el simple hecho de serlo. Y, a diferencia de lo que ocurre en nuestra cultura machista, no existe ni ha existido a lo largo de la historia un movimiento que defienda la supremacía de la mujer sobre el hombre.

5."No todos somos iguales"

Es muy común escuchar comentarios como "Yo no soy un violador y nunca he pegado a una mujer". Partiendo de la base de que, en una sociedad misógina, es imposible que nadie esté exento de conductas machistas, frases de este tipo ponen de manifiesto un desconocimiento absoluto sobre los perpetradores de los crímenes machistas. Y es que, aunque no todos los hombres sean violadores, todos los violadores son hombres.

6. "Yo soy feminista porque ayudo en casa"

El simple hecho de situar a la figura masculina como un mero "ayudante" en las tareas de su propio hogar es, ya de por sí, machista. En vez de esto, proponemos un "Mi pareja y yo repartimos las tareas domésticas de manera igualitaria, como tiene que ser".

7."Las niñas maduran antes"

Teniendo en cuenta que los niños y las niñas interiorizan los estereotipos de género desde los cuatro años,  seguir perpetuando estos estereotipos es peligroso. Aparte de falso, pues la madurez depende de la personalidad de cada individuo o individua, no del sexo. 

8."Los videojuegos son de chicos"

Por lo que hemos explicado en el anterior apartado, es normal que muchas niñas sean más tranquilas y parezcan más maduras por la manera en que son educadas. ¿A quién no le suena el "calladita estás más guapa" o el "con lo guapa que ibas con ese vestidito"? Pero, además de eso, es lo más esperable que estas jueguen con cocinas y muñecas y que los niños, en cambio, trasteen con coches y jueguen a videojuegos, pues los mandatos de género influyen en las vocaciones y el desarrollo psicológico de los niños y niñas.

9."Los hombres siempre piensan en sexo" 

Con esta frase a las mujeres se les dice indirectamente que deben complacer sexualmente a los hombres. Mientras, a los hombres les invita a pensar que tienen derecho a tener relaciones sexuales siempre que quieran ya que, en ellos, "es algo natural" abordar el sexo de manera más primitiva. Son muchas las consecuencias negativas de este estereotipo. Por ejemplo, que España sea el tercer país en el ranking de demanda de prostitución, según datos de la ONU de noviembre de 2019.

10."Las mujeres lo tenéis todo más fácil"

Frases como "Con lo guapa que eres, ¿cómo no te van a contratar?" o "Con el buen cuerpo que tienes, vas a conseguir todo lo que quieras" son más comunes de lo que deberían. La cosificación de la mujer se ha intentado presentar como algo empoderante. Por eso, desde el feminismo se reivindica que las mujeres dejen de ser validadas y definidas bajo la mirada masculina y que esa cosificación deje de normalizarse.

11."No salgas hasta tan tarde"

Los comentarios sexualmente ofensivos siguen siendo muy habituales, por ejemplo: "No te pongas esta falda", "¿Qué llevabas puesto?" o "Vas provocando". Desde pequeñas, a las niñas se les educa bajo la máxima de "No te acerques a desconocidos". Así, las mujeres se acostumbran a vivir con miedo y los niños entienden, desde su infancia, que ellos pueden disfrutar de mayor libertad que las chicas.

12."En otros países sí que hay machismo" 

La imposición del velo en algunos países musulmanes, la ablación o la esclavitud infantil son muchas veces usadas para invisibilizar la necesidad de las reivindicaciones feministas en los países occidentales. Comentarios de ese tipo se basan en la utópica creencia de que el feminismo en lugares como España ya no hace falta.

13."Señora/Señorita"

Es muy común escuchar mensajes como "Muchas gracias, señorita" o "¿Qué quiere, señorita?" en comercios y restaurantes. ¿Qué pasa con el "muchas gracias, señorito"? Ese término no se usa, incluso suena extraño, lo cual es un claro indicativo de que el lenguaje que se emplea en esos casos proviene de una herencia machista que debería haberse quedado ya enterrada en el pasado.

14."Tu novio es un calzonazos"

Lo mismo ocurre con el término "calzonazos", que ni siquiera tiene un homólogo femenino. Eso se debe a que, en una relación heterosexual, la cultura machista sitúa a la mujer en una posición de sumisión. De no cumplirse esto, la palabra "calzonazos" es el as bajo la manga de la sociedad para darle una llamada de atención al hombre de esa pareja.

15."No soy machista, me he criado rodeado de mujeres"

Ser hijo, hermano, novio o marido no exime a ningún hombre de tener asumidas conductas machistas que todas y todos hemos interiorizado durante años. Además, es injusto hacer cargar a las mujeres de su alrededor con su responsabilidad. Esto nos recuerda al ataque machista del miembro de la Cámara de Representantes republicano Ted Yoho contra Alexandria Ocasio-Cortez, a la que la llamó "jodida puta" ¡y después intentó eximirse diciendo que tiene mujer e hijas!

 

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS