Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

24, Febrero, 2022

Crédito: Netflix.

'Los Bridgerton' al desnudo: así ha cambiado el 'MeToo' las escenas de sexo para proteger a las mujeres

La segunda temporada de 'Los Bridgerton' aterrizará en Netflix el próximo 25 de marzo. Todas sus escenas de alto voltaje han sido rodadas en presencia de un 'intimacy coordinator', figura que surgió a raíz del movimiento 'MeToo' para garantizar un ambiente seguro para las actrices durante los rodajes.

Carmen Raya

Es la gallina (aristocrática) de los huevos de oro. Shonda Rhimes, todopoderosa showrunner de Netflix, consiguió que las aventuras palaciegas de Los Bridgerton se posicionaran como el contenido más visto de la plataforma de streaming en plena pandemia. La búsqueda de marido de Daphne Bridgerton (interpretada por Phoebe Dynevor) terminó, y ahora le toca el turno a su hermano, Anthony Bridgerton.

En la segunda temporada, que llegará a Netflix el próximo 25 de marzo, el cabeza de familia tendrá que encontrar una esposa que cumpla con los aristocráticos requisitos que se esperan de ella, pero que, además, le robe el corazón. Interpretado por la joven promesa del cine británico Jonathan Bailey, su personaje vivirá escarceos amorosos que harán subir la temperatura de tu televisor durante toda la segunda temporada.

Unas escenas para las que se contó con la supervisión y ayuda de una figura cinematográfica que nació a raíz del movimiento MeToo: el intimacy coordinator.

"Tenemos un intimacy coordinator, lo que significa que en cada escena sexual que rodamos todos los implicados nos sentimos empoderados. Las mujeres se sienten seguras a la hora de rodar y eso es lo realmente importante: si ellas están cómodas, tú también lo estás", aseguraba recientemente Jonathan Bailey en un programa de televisión británico.

Escena de sexo en la primera temporada de Los Bridgerton.
Escena de sexo en la primera temporada de Los Bridgerton.

HBO lideró el camino de las escenas sexuales seguras

En octubre de 2018, HBO hacía público un comunicado en el que aseguraba que todas las escenas de sus producciones que incluyesen "cualquier tipo de componente sexual, sensual o íntimo" contarían con la presencia obligatoria de un intimacy coordinator. 

Meses antes, HBO había contratado a su primera coordinadora de intimidad (Alicia Rodis) después de que la actriz de The Deuce, Emily Meade, confesara que se había sentido "inquieta" durante una escena de sexo rodada durante la primera temporada de la serie.

A partir de la segunda temporada, Rodis se encargó de revisar los guiones, hablar con los actores sobre lo que se sentían cómodos haciendo (o no) y asegurándose de que se mantuvieran al tanto de los cambios de última hora realizados en el guion.  "Estoy aquí para dar voz a los actores, especialmente a los actores que sienten que no tienen una. También estoy aquí para los productores, para asegurarme de que sepan que están haciendo todo lo posible para asegurarse de que el set de rodaje sea seguro", explicaba al ser entrevistada por la revista Rolling Stone.

Un ejemplo práctico de cómo Rodis ayudó a Emily Meade fue cuando, durante una escena en la que la actriz debía fingir una felación, la coordinadora de intimidad le proporcionó una almohada para las rodillas para que estuviese más cómoda.

Sin miedo a decir NO

Sin embargo, la verdadera aportación de los coordinadores de intimidad a la industria audiovisual es haber derribado el muro de incomunicación que habitualmente separaba a actores (sobre todo actrices) de productores y directores. "Es difícil decirle a un director que no quieres realizar una escena sexual porque no te sientes cómoda", confesaba Emily Blunt durante el momento álgido del MeToo.

Los intimacy coordinators son, a día de hoy, los guardianes de la seguridad emocional y sexual de los intérpretes (sobre todo de las mujeres), y los encargados de desmontar la excusa de las "exigencias del guion" para justificar cualquier tipo de escena y a cualquier precio.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS