Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Jill Biden y Kamala Harris durante un acto en la Casa Blanca en 2021. Foto: Getty.

¿Por qué Jill Biden no quería que Kamala Harris fuera vicepresidenta de Estados Unidos?

Asediada por unos pobres índices de aprobación y por la fuga de varios miembros clave de su staff, Kamala Harris suma una nueva polémica a su incesante crisis de imagen. Un libro desvela ahora que la 'first lady' Jill Biden no quería que Harris fuera vicepresidenta.

Ixone Díaz

Desde que en enero 2021 se convirtió en la primera mujer en ocupar la vicepresidencia de Estados Unidos, Kamala Harris no ha tenido tregua. Las crisis de imagen se le amontonan. Si no son los bajos índices de aprobación de las encuestas es que su relación con Joe Biden pasa por un momento complicado o que sus aspiraciones de ocupar algún día el Despacho Oval se esfuman asediada por el escándalo de que al menos una docena de miembros de su staff han abandonado su equipo en menos de un año y medio. La última, Tina Flournoy, su jefa de gabinete. Antes que ella, se fueron su portavoz, su asesor de seguridad, la persona encargada de escribir sus discursos... Y así hasta doce.

Y ahora es su relación con Jill Biden lo que alimenta los titulares de la prensa norteamericana. Según un nuevo libro escrito por los periodistas de The New York Times Jonathan Martin y Alexander Burns ('This will not pass: Trump, Biden and the Battle for America's Future') en 2020 la ahora primera dama se opuso a que Harris fuera la candidata a la vicepresidencia en el ticket electoral encabezado por su marido. "Hay millones de personas en Estados Unidos, ¿por qué tenemos que elegir precisamente a la que ha atacado a Joe?", habría dicho la first lady en 2020 según los autores del libro. Biden se refería a los ataques que Harris profirió contra el ahora presidente durante las primarias de 2020. En uno de los debates, Harris, que aspiraba a ser la candidata demócrata a la Casa Blanca, llegó a acusar a Biden de comportamientos racistas por colaborar con los segregacionistas en el Congreso.

"Sí, Harris había atacado a Biden con más dureza que a cualquier otro candidato importante en las primarias demócratas. Y sí, la familia Biden lo había percibido como una traición", explican Martin y Burns en el libro. Sin embargo, para Ron Klain, actual jefe de gabinete de la Casa Blanca, su enfrentamiento de 2020 era una oportunidad de oro. "Elegir a Harris mostrará que eres magnánimo y que sabes perdonar. Demostrarás al país el líder unificador que puedes llegar a ser", le habría dicho Klain a Biden según los autores.

No era la primera vez que Jill Biden se expresaba en esos términos en relación a Harris. Después de aquel acalorado debate, en una llamada con las bases del partido, la profesora universitaria llegó a decir que Harris "se podía ir a tomar por culo". Más tarde, cuando un periodista le preguntó por aquella frase siendo ya primera dama, dijo: "Eso fue hace dos años. Ya lo hemos superado". Pero lo cierto es que Harris y Biden apenas han compartido escena desde su llegada a la Casa Blanca. De hecho, casi no hay fotos de ellas juntas.

El libro también desvela que el propio Biden tenía sus dudas acerca de la idoneidad de Harris. En concreto, al candidato demócrata le preocupaba su "relación romántica con Willie Brown, ex alcalde de San Francisco quien eligió a Harris para ocupar un par de puestos políticos menores". Según el libro, Biden habría descrito el affaire entre Harris y su mentor como "la clase de cosas que deberían estar fuera de lugar". En aquel momento, Brown tenía 60 años y era un figura influyente en el escenario político de California; Harris, de apenas 29, estaba dando sus primeros pasos en política.

Los autores describen la relación entre Harris y el presidente como "amistosa, pero no cercana" y siempre con la tensión latente de si Biden decidirá presentarse a la reelección en 2024 o si abrirá la puerta del Despacho Oval a la vicepresidenta. De hecho, según publicaba hace unos días The Hill, Biden le habría confirmado recientemente al ex presidente Barack Obama que planea presentarse de nuevo por considerar que "solo él puede ganar a Donald Trump".

TE INTERESA

NO TE PIERDAS