Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Jessica Alba el día que su empresa, The Honest Company, empezó a cotizar en el índice Nasdaq. Foto: Getty.

Jessica Alba o cómo crear un imperio que cotiza en bolsa vendiendo pañales y toallitas húmedas

Con la reciente salida a bolsa de su empresa, The Honest Company, Jessica Alba se consolida como una de las emprendedoras más exitosas, ricas e influyentes de Hollywood. Mientras tanto, su carrera como actriz es prácticamente historia...

Ixone Díaz

Todo empezó en 2008, cuando Jessica Alba estaba embarazada de su primera hija y sufrió una erupción cutánea después de lavar la ropa de su bebé con un detergente especialmente formulado para recién nacidos. Así es como la actriz, que de niña sufría asma crónico y alergias, se dio cuenta de que había un nicho de mercado para desarrollar una marca de pañales y toallitas húmedas que no solo fueran hipoalergénicos, sino también respetuosos con el medio ambiente. Tres años después, nació The Honest Company, que ahora comercializa más de un centenar de productos de belleza, higiene y limpieza y que la semana pasada protagonizó su salida a bolsa. Y el estreno fue espectacular: sus acciones subieron un 33 por ciento en la primera jornada de cotización y la valoración de la compañía alcanzó los 1.900 millones de dólares. Aunque en los últimos días el valor de las acciones ha caído, no cabe duda de que Alba se ha convertido en la fundadora de un imperio y en una de las estrellas con más olfato para los negocios de Hollywood, con permiso de Reese Witherspoon o Gwyneth Paltrow.

Sin embargo, no ha sido un camino fácil ni exento de problemas. Como explicaba recientemente un extenso reportaje de la revista 'Forbes', la compañía ha sido demandada por publicidad engañosa en más de una ocasión, pero también por la formulación de sus productos, que ha ido variando significativamente en los últimos años. Sin embargo, en el año de la pandemia, sus ventas aumentaron un 28 por ciento respecto al año anterior producto del propio confinamiento.

Fundadora y directora creativa ejecutiva de la marca, Alba ha liderado diferentes rondas de inversores para hacer crecer la compañía y ha conseguido diversificar la forma en la que sus productos se comercializan en Estados Unidos. Pionera del comercio electrónico, sus pañales, productos de higiene y limpieza también se venden en grandes superficies como Target o Costco, en cadenas de farmacias y hasta en máquinas expendedoras. Pero la gran aportación de la actriz a la marca pasa, sobre todo, por sus redes sociales. Con más de 39 millones de seguidores en Instragram, The Honest Company sigue apoyándose en su imagen de estrella, pero también en su inspiradora historia de emprendedora de éxito. Ahora, la intención de la compañía es conquistar también el mercado internacional.

En cambio, la carrera de Alba como actriz ha ido languideciendo poco a poco. Después de conseguir notoriedad gracias a películas como 'Los cuatro fantásticos' o 'Sin city', su filmografía no consiguió despegar y aunque ha seguido protagonizando papeles en películas y series menores, como la comedia de acción 'L.A's Finest', Hollywood hace tiempo que no se fija en ella para los grandes títulos comerciales. O quizá es que Jessica Alba hace tiempo que perdió el interés por la industria del cine y ha encontrado una manera mejor (y mucho más rentable) de invertir su tiempo y su energía.

SANTANDER WOMENNOW

NO TE PIERDAS