Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

19, Octubre, 2021

Crédito: Getty.

¿Temes que Jennifer Lopez y Ben Affleck rompan y sufres cuando Dulceida llora? Tienes una relación parasocial

¿Cómo es posible que un término acuñado en 1956 sea capaz de explicar el comportamiento que muchas personas exhiben cuando siguen a sus celebridades preferidas? Descubre en qué consisten exactamente las relaciones parasociales y si tú también tienes una (y no lo sabes).

Marita Alonso.

¿Alguna vez la ruptura de una pareja de celebridades te ha afectado tanto como si se tratara de dos amigos tuyos? ¿Cada vez que tu influencer preferida comparte algo con sus seguidores, crees que te lo está contando solo a ti? En el caso de que hayas contestado de forma afirmativa a alguna de las dos preguntas, tienes una relación parasocial, un término acuñado en 1956 por los sociólogos Donald Horton y R. Richard Wohl.

Después de analizar por qué nos fascinan tanto las segundas oportunidades sentimentales, como la que personifican Jennifer Lopez y Ben Affleck, exploramos este concepto cuyo efecto, que lleva a pensar que algunos personajes públicos forman parte de nuestro círculo cercano, han intensificado significativamente las redes sociales.

En realidad, la explicación es sencilla: el hecho de tener acceso continuado y en tiempo real a la vida de personas a las que no conocemos nos hace creer que son nuestros amigos. Y por eso, lamentamos sus fracasos, sufrimos sus baches emocionales, nos alegramos de sus triunfos y nos enfadamos cuando actúan de una forma que no responde a lo que muestran en sus redes. Y cuando esos personajes hacen algo que no encaja con nuestra proyección de cómo pensamos que son, emerge, además, la decepción.

Aunque este tipo de relaciones conducen, en algunos casos, a apegos poco saludables (no olvidemos que son relaciones unidireccionales), durante el confinamiento ayudaron a algunas personas a superar los peores momentos de soledad. Y aunque algunas ficciones, como la miniserie de Netflix Clickbait, se encargan de dramatizar las relaciones parasociales, no tienen por qué ser necesariamente negativas. De hecho, las personas que están construyendo su identidad, los adolescentes, por ejemplo, abrazan un tipo de relación en la que no existe el miedo al rechazo.

Además, aunque se pueden desarrollar relaciones parasociales con todo tipo de personajes, aquellas mediadas a través de una pantalla intensifican el efecto. Tanto las agencias de publicidad como los propios influencers son conscientes de ello, y esa es una de las razones por las que hablan mirando a cámara e, incluso, plantean preguntas a su comunidad de seguidores. A menudo, eso hace creer a la audiencia que ese contenido ha sido creado expresamente para ellos, haciendo que se involucren aún más en la vida del personaje en cuestión.

Cuando un youtuber mira a cámara o el personaje de un reality hace confesiones al margen de sus compañeros, consigue que no desconectemos del contenido. Pese a haber una pantalla por medio, el cerebro relaciona la mirada directa a los ojos con el comienzo de una conversación, por lo que no solo prestamos atención, sino que empatizamos con su discurso y nos emocionamos con él.

Por eso, muchos instagramers suben fotos acompañadas de un texto en el que plantean preguntas a sus seguidores o les piden ayuda para elegir un look determinado, rompiendo de esta forma la unilateralidad de la relación y enfatizando el vínculo parasocial. La compañía de ciberseguridad Kaspersky ha llevado a cabo una investigación que señala que, tras el aislamiento, una de cada cinco personas creen que podrían ser amigos de aquellos a quienes siguen en las redes sociales.

Por eso, sabemos que si un día Jennifer Lopez y Ben Affleck lo dejan, más de uno lo sentirá como si la pareja formara parte de su grupo íntimo de amigos. Y ahora sabemos que la culpa es de las relaciones parasociales.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS