Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

5, Noviembre, 2021

Crédito: Getty.

Jada Pinkett Smith acusada de "feminidad tóxica" por hablar de sexo sin tapujos

Es una de las mujeres afroamericanas más poderosas del mundo gracias a su carrera como actriz y a la 'power couple' que forma junto a Will Smith. Sin embargo, el hecho de que hable alto y claro sobre sexo, discriminación racial y feminismo en su programa 'Red Table Talk' hace que las redes la acusen de "feminidad tóxica". ¿Por qué?

Carmen Raya.

Casada desde hace 24 años con el actor Will Smith, Jada Pinkett Smith (se negó a cambiar su apellido y decidió sumarlo al suyo como gesto de empoderamiento e independencia) siempre ha demostrado ser una de esas mujeres que no le tienen miedo a nada, ni a nadie. En 2018, Jada vendió a Facebook Watch un interesante formato: un talk show llamado Red Table Talk en el que hablaría de relaciones sentimentales, psicología, sexo y educación junto a su hija, Willow, y a su madre Adrienne Banfield-Norris; y en el que también habría espacio para invitados famosos.

Desde el primer episodio, Jada se aventuró a tratar temas como el de las relaciones abiertas (poniendo como ejemplo su propio matrimonio), la relación con sus hijos (invitándolos a hablar sin miedo delante de las cámaras) y a poner asuntos como la discriminación racial o el empoderamiento femenino, desde la perspectiva de las mujeres afroamericanas, encima de la mesa.

Y precisamente por eso, Red Table Talk siempre ha sido blanco de las críticas en las redes sociales, sobre todo por parte de los trolls masculinos que consideran que Jada publicita lo que ellos consideran un tipo de "feminidad tóxica". El último episodio de este incesante acoso mediático tuvo lugar después de la visita de Gwyneth Paltrow al programa. Entre otros temas, las actrices hablaron de la importancia de hablar sin tapujos sobre lo que se espera del sexo dentro del matrimonio.

Jada se sinceró sobre el desafío que había sido para ella explicarle a su marido, Will Smith, lo que quería, necesitaba y le gustaba en cuestiones sexuales. "De lo que Will y yo hablamos mucho es del viaje que hemos vivido. Empezamos a una edad muy temprana, a los 22 años (...) Quizá por eso, esperas que tu pareja sepa lo que necesitas, especialmente cuando se trata de sexo. Es como: 'Bueno, si me amas, deberías saberlo. Si me amas, deberías leer mi mente'. Y eso es un grandísimo error", aseguraba Jada bajo la atenta mirada de su hija, su madre y Gywneth.

Un discurso sobre la importancia de la comunicación dentro del matrimonio que los trolls decidieron tergiversar para acusar a Jada de estar "culpabilizando a Will Smith de no estar satisfecha en la cama", como expresaba uno de los cientos de haters que acechan a Jada bajo el siempre cómodo anonimato de las redes. Otros comentarios cruzaban las líneas de la correpción política: "Jada se levanta cada mañana y dice '¿cómo puedo avergonzar a este negrata de Will hoy?'".

Tuit hablando mal de Jada Pinkett.
Tuit hablando mal de Jada Pinkett.

La pregunta es: ¿Qué es lo que molesta tanto de Jada? ¿Será el hecho de hablar de sexo estando casada y que haya admitido que su matrimonio con Will Smith ha evolucionado hasta convertirse en una relación abierta? ¿O lo que incomoda es que hable abiertamente de sexo con sus hijos? ¿O quizá sea que es una mujer independiente a la que no le da miedo tener opiniones marcadas sobre determinados asuntos y no le da miedo compartirlas?

Sea como fuere, Gwyneth Paltrow también habla de los mismos temas en sus programas para Netflix y la gente 'solo' se burla de ella por sus velas con olor a vagina o sus carísimos vibradores con diamantes que vende en la tienda on-line de Goop. Doble rasero. ¿Por qué será?

TE INTERESA

NO TE PIERDAS