Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

La inteligencia estratégica de Amal Clooney: así usa su impactante 'glamour' de 'celebrity' para defender a las mujeres

Es la abogada especializada en derechos humanos más famosa del planeta. También es la mujer de George Clooney, pero eso es absolutamente secundario. Amal Clooney ha conseguido poner su 'glamour' de estrella al servicio de la defensa de mujeres que, como la premio Nobel Maria Ressa, son víctimas de la persecución.

Elena de los Ríos

La tentación es inevitable. Amal Clooney encaja a la perfección en una de esas dobles vidas que protagonizan las superheroínas. A saber: esposa pluscuamperfecta de una estrella de la 'A list' de Hollywood, George Clooney, y también la abogada especializada en derechos humanos más famosa y letal del panorama internacional. Conciliar ambas facetas solo puede estar al alcance de una supermujer como esta libanesa de gesto dulce y voluntad firme, aunque es cierto que muchas siempre nos hemos preguntado cómo se compadece una tremenda sensibilidad para con los conflictos globales y las causas humanitarias y tanto derroche de 'glamour' en la alfombra roja internacional. Pues bien: el misterio ha sido resuelto. Ha sido María Ressa, la periodista filipina premio Nobel de la Paz 2021, la que ha despejado esta pertinaz duda.

Ambas se conocen muy bien. Amal Clooney es la abogada de Ressa desde 2019, cuando el acoso legal del gobierno filipino de Rodrigo Duterte se recrudeció con los cargos criminales de evasión de impuestos, difamación y violación de las leyes de nacionalización de los medios. Con motivo del nombramiento de Clooney como una de las diez Mujeres del año para la revista Time, Ressa ha firmado un artículo en el que revela la razón por la que la abogada cultiva tan espectacularmente el glamour que la caracteriza.

"Algo que he aprendido de ella gracias a ser su cliente es que su empatía es tan fuerte como su conocimiento de la ley y su coraje", escribe María Ressa. "Trabaja muy duro, repasando una y otra vez miles de páginas y tomando meticulosas notas. Como siempre me dice, no puedes ser estratega si no conoces los detalles. Ella conoce al dedillo mi caso y muchísimos más: en Malawi, en Darfur, en Egipto, en Myanmar, en Azerbaijan, en Tanzania… Amal se asegura de que mujeres que son víctimas de atrocidades, incluido el genocidio y la violencia sexual en masa, no son olvidadas, obtienen justicia y pueden vivir una vida mejor en sus comunidades”.

Y añade la periodista filipina: "Muchas veces cuesta entender a Amal por el 'glamour' de 'celebrity' que puede eclipsar su trabajo. Pero ella lo asume porque le permite hacer luz sobre las zonas más oscuras del planeta y ayudar a sus clientas. Como ella misma repite, no es solo la esposa de George Clooney, sino la madre de dos gemelos, Alexander y Ella, que la han cambiado. Me dijo: ‘Con todo lo que está pasando en el mundo ahora, quiero tener una buena respuesta cuando me pregunten que he hecho yo al respecto’. Me alegro tanto de tenerla en mi equipo".

Está claro: la inteligencia estratégica de Amal Clooney se sirve de cada uno de sus recursos, incluido su tremendo glamour. Pero más allá de sus looks, tan evocadores como los de Jackie Kennedy, brilla su defensa de las mujeres yazidíes secuestradas por el Isis para ser esclavas sexuales, su labor en la Corte Penal Internacional como fiscal contra los crímenes de Darfur o cómo ha logrado, a través de la Fundación Clooney, que Tanzania permita asistir a clase a las jóvenes casadas y embarazadas. Amal gana sus casos porque su excelencia con la ley en la mano es incontestable, pero sin duda su impactante presencia y su poder para atraer a periodistas, políticos y poderosos debe resultar imponente y hasta disuasoria. No es una adversaria fácil, ni en el tribunal ni ante las cámaras de televisión.

Pese a que Amal y George Clooney son la viva imagen de la fama, la belleza y el matrimonio ideal, el duro trabajo en los tribunales de la abogada deja huella en la familia. En unas reciente carta publicada en la revista Variety, el actor pidió a los periodistas que no publicaran imágenes de sus hijos gemelos de cinco años, ni siquiera pixeladas. "La naturaleza del trabajo de mi esposa la obliga a confrontar y llevar a juicio a grupos terroristas, así que tenemos que tomar todas las precauciones posibles para mantener la familia a salvo", ha explicado Clooney. "No podemos proteger a nuestros hijos si cualquier publicación pone sus caras en una portada".

TE INTERESA

NO TE PIERDAS