Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Money & Career

By WomenNow

30, Diciembre, 2021

Crédito: Getty.

Cuatro hábitos que te hacen destacar positivamente en la oficina (y pueden conseguirte un ascenso)

Avanzar en tu carrera profesional no depende sólo de tener un currículum brillante. A menudo, demostrar una buena actitud en el entorno laboral es clave para conseguir un ascenso o alcanzar la posición de liderazgo que estás buscando. Sigue estos cuatro hábitos.

Elena de los Ríos

Si ya llevas un tiempo en tu posición, seguramente piensas en cómo lograr un cambio que te lleve a asumir más responsabilidades a través de un ascenso o que te permita afrontar nuevos retos alcanzando una posición de liderazgo. Aunque el know how profesional es imprescindible para conseguirlo, no cabe duda de que factores más intangibles como el talento, las habilidades de comunicación, las soft skills o el carisma pueden favorecer que se abran determinadas puertas. Tampoco se nos pueden olvidar capacidades que tienen más que ver con la inteligencia emocional y el compromiso profesional. Y que puedes poner en funcionamiento desde ya. Te sugerimos cuatro.

1. Nunca digas 'no' (de primeras)

Cuando un superior consulta con su equipo la viabilidad de una tarea, probablemente no está buscando obstáculos (que seguro ya ha valorado) sino razones para la confianza (que dependen del compromiso de su team). Apoyar al jefe en estos momentos de incertidumbre puede marcar la diferencia de cara a un posible ascenso. Pero, cuidado, no podemos recurrir a esta regla automáticamente. Una advertencia a tiempo, aunque rompa un posible objetivo, subraya un valor muy importante: la responsabilidad.

2. Termina las tareas hasta el final

Los coach de Hays lo plantean así: "Obtener buenos resultados y cumplir tus objetivos le mostrará a tu superior todo tu potencial, convenciéndole de que estás preparado para asumir las responsabilidades que conlleva un ascenso". Podemos enfocarlo de una manera algo más factible: procura que no queden flecos sueltos o que parte de tus tareas no recaigan en otros compañeros. Además, una buena comunicación de tus resultados puede hacer que destaques en el equipo.

Apoyar al jefe en un momento de incertidumbre puede marcar la diferencia de cara a un ascenso

3. Se proactiva

Puede que sea una de las aptitudes más valoradas en el entorno laboral. Los expertos de Adecco definen la proactividad a través de tres características: "Asumir responsabilidad. Ser creativo y positivo: busca siempre la solución para los problemas que se te plantean. Y anticípate para no tener que reaccionar: medita por adelantado las posibles alternativas". El comportamiento proactivo implica actuar antes de una situación futura: opera como un jugador de ajedrez.

4. Demuestra una buena gestión emocional

Dominar las emociones implica que no necesitamos buscar compensación, descarga o refuerzo en los demás, y podemos centrarnos en llevar a cabo las acciones necesarias para lograr nuestros objetivos. Las personas que pueden leer el estado emocional propio y el de sus colegas, que saben regularlo y no establecen vínculos basados en emociones negativas poseen una inteligencia muy valorada en el liderazgo de equipos. Demuéstrala.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS