Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Crédito: Getty.

Maestra del marketing: cómo Garbiñe Muguruza se ha convertido en la quinta deportista mejor pagada del mundo

Las marcas se la rifan. Por eso, la tenista española ya ingresa más por sus contratos publicitarios que por sus victorias en las pistas de tenis. Así es como Garbiñe Muguruza, la quinta deportista mejor pagada del mundo según 'Forbes', ha construido su imperio publicitario.

Elena de los Ríos

Aunque su año no ha comenzado bien con un descalabro en el Abierto de Australia maldito, Garbiñe Muguruza (Caracas, 1993) tiene todas las de ganar. Posee una autoconfianza a prueba de bombas y una cuenta corriente que la respalda: es, según Forbes, la quinta deportista mejor pagada del mundo y no es casualidad que tres de las atletas que la superan también sean tenistas. Estamos ante las deportistas más deseadas por las marcas, hasta el punto de que el grueso de sus ingresos puede proceder exclusivamente de contratos publicitarios. Es el caso de Naomi Osaka, la deportista femenina mejor pagada del mundo que, solo el año pasado, logró 2,3 millones de dólares en las pistas. Marcas como Nike, Louis Vuitton y Tag Heuer le reportaron 55 millones más.

Garbiñe Muguruza se sitúa, con 8,8 millones de dólares, después de Serena Williams (45,9 millones de dólares), Venus Williams (11,3 millones de dólares) y la gimnasta Simone Biles (10,1 millones de dólares). Las tres coronan la lista de las deportistas mejores pagadas del mundo gracias a su sexto sentido para el marketing y mucha inteligencia para los negocios: son verdaderas máquinas a la hora de monetizar sus victorias y fracasos en el circuito competitivo mundial. Muguruza ha demostrado categoría de maestra también en este terreno: 6 millones de dólares de sus ingresos anuales proceden ya de patrocinadores, atraídos por una potencial número 1 que en 2021 ganó en el Torneo de Dubái y en la Copa de Maestras (la primera española que la consigue).

Muguruza ingresa más de 6 millones de dólares al año solo en contratos publicitarios

Desde el partido que enfrentó a Muguruza y Serena Williams en la final de Roland Garros 2016, y que terminó con la Copa Suzanne Lenglen en casa de la española, las marcas se la rifan. Entre sus patrocinadores cuenta a Nivea (cosméticos), Caser Seguros, Rolex (relojes), Servana (joyas), BBVA (banca), Evian (agua mineral), Maui Jim (gafas de sol), Babolat (raquetas) o Jaguar (coches).

Una nómina considerable a la que se suma una fuerte presencia en redes sociales, una aplicación propia, donde publica contenido exclusivo para sus fans y, ahora, una relación sentimental con una personalidad de la moda que puede propulsar aún más su imagen: Arthur Borges, modelo para Zegna, Hugo Boss o Armani que ahora, además, tiene una carrera al alza como diseñador para Tom Ford.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS