Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

18, Noviembre, 2020

Fotograma de 'Gambito de dama'. @Netflix.

Por qué 'Gambito de dama' no es tan feminista como parece

Esta miniserie de Netflix cuenta la apasionante historia de la ajedrecista Beth Harmon y los retos a los que tiene que enfrentarse para triunfar en un mundo dominado por los hombres. Con esta premisa, no es de extrañar que se haya postulado como una ficción cien por cien feminista.... aunque realmente no lo es tanto. Te explicamos por qué.

'Gambito de dama' ha sido uno de los estrenos más esperados de octubre. La miniserie, creada por Scott Frank (autor también del western 'Godless') y Allan Scott está basada en la novela de 1983 del mismo nombre de Walter Tevis. La historia sigue la odisea vital de Beth Harmon (interpretada por Anya Taylor-Joy), una joven brillante que sacude las bases del ajedrez profesional y los estándares en un deporte totalmente masculinizado. Todo esto suena muy feminista, ¿verdad?

Si bien es cierto que este poderoso personaje femenino fue inventado por Tevis como "tributo a las mujeres", el autor se inspiró en varios jugadores profesionales de ajedrez de la época, todos hombres, tal y como desveló en un artículo en The New York Times en 1983, un año antes de morir. Además, el escritor también se basó en sus propias experiencias, ya que él era un gran ajedrecista y, como la protagonista, se enfrentó a una infancia medicada. A esas influencias la serie de Netflix suma también la historia real del mediático jugador de ajedrez estadounidense Bobby Fischer.

Aunque la buena intención del autor y de los creadores de esta serie parece obvia, también lo es la evidente invisibilización de las mujeres en el mundo del deporte, por lo que rendirles homenaje podría facilitar una mayor igualdad entre los sexos dentro de ese campo. En el mundo del ajedrez, en específico, sólo encontramos una mujer (la húngara Judit Polgar) en la lista de los 100 mejores jugadores del mundo y, a pesar de haber muchas otras ajedrecistas talentosas, ella ha sido la única que ha llegado al top 10 en toda la historia. Fue en 2004-2005, cuando ocupó el puesto número 8.

¿Hay una carencia real de mujeres ajedrecistas?

La respuesta es no. La falta de reconocimiento de las mujeres deportistas es clara, pero saber de su existencia sólo requiere una pequeña búsqueda. Por poner ejemplos, algunas de las mejores ajedrecistas de todos los tiempos han sido la ya mencionada Judit Polgar; Maya Chiburdanidze, que ganó su primer campeonato de ajedrez de la Unión Soviética cuando tenía 15 años; Susan Polgar, considerada como la jugadora más famosa del mundo; la primera estrella china de este deporte, Xie Jun, o la primera campeona mundial de ajedrez femenino, Vera Menchik.

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS