Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

4, Noviembre, 2021

Crédito: Instagram.

Gádor Muntaner: "Muere más gente por culpa de los 'selfies' que de los tiburones"

Ha pasado tres meses en una isla prácticamente desierta rodeada de tiburones blancos y quiere dedicar su vida a hacernos entender que el depredador más temido del mundo es vital para nuestra propia existencia. Hablamos con la oceanóloga especializada en tiburones Gádor Muntaner.

Marita Alonso.

Oceanóloga especializada en tiburones, instructora de buceo y conservacionista. Así arranca el brillante currículum de Gádor Muntaner, cuya fascinación por los tiburones le llevó a México para especializarse en su estudio y trabajar en la ONG para la conservación marina Pelagios Kakunjá. "Por un lado, me dedico a la ciencia marina, desarrollando estudios y publicaciones científicas sobre tiburones y otras especies. Mi última investigación, por ejemplo, consistió en evaluar la presencia de contaminantes en tejidos de tiburón blanco. La ciencia es una herramienta fantástica para la conservación marina porque la validez de sus resultados permite empujar cambios en legislaciones relacionadas con la protección de áreas y especies importantes. Sin embargo, la ciencia no es suficiente por sí misma", explica la oceanóloga desde México.

Para Muntaner la comunicación y la divulgación también forman parte de la cruzada conservacionista. "Como decía Jacques Cousteau, la gente sólo protege aquello que ama. Y sólo podemos llegar a amar aquello que conocemos bien. Publicar mis resultados en revistas científicas es muy importante, pero ¿Qué hay del resto del mundo? El océano nos necesita a todos. Y es precisamente a la gente que no lo conoce, a quién hay que acercárselo en un idioma universal y comprensible para todos los públicos. Por eso, gran parte de mi trabajo consiste en comunicar: imparto conferencias en escuelas y universidades, workshops teóricos y prácticos, redacto artículos divulgativos en revistas, participo en documentales, hago divulgación a través de las redes sociales", responde sin prácticamente tomar aire.

"El ser humano no forma parte de su menú"

Pero, ¿de dónde viene su fascinación por los tiburones? "Mi interés por ellos viene ligado a mi amor por el mar, que nació prácticamente conmigo. Siempre he sentido que pertenezco más al mar que a la tierra, pero con los tiburones tenía sentimientos encontrados antes de verlos por primera vez. Me fascinaba la idea de poder observar un depredador tan perfecto, ¡y a la vez me aterrorizaba! Pero eso cambió cuando, con 16 años, vi mi primer tiburón en las islas Maldivas. ¡Fue amor a primera vista! Todo el miedo y el estrés que esperaba sentir se convirtieron en profunda admiración y una gran sensación de paz ante una obra de arte de la naturaleza".

Para Muntaner los escualos son una especie totalmente incomprendida. "Aunque es cierto que son depredadores, el ser humano no forma parte de su menú. Tenemos más probabilidades de que nos parta un rayo que de que nos muerda un tiburón. Y muere más gente por culpa de los 'selfies' que de los tiburones. Las probabilidades estadísticas de un ataque son ridículas: unas 10 personas al año mueren por esta causa en todo el mundo, muchísimas menos que por ataques de perros, por ejemplo. Sin embargo, más de 100 millones de tiburones mueren cada año por nuestra culpa".

"Un mar con tiburones es un mar sano"

El consumo de aleta de tiburón es la principal razón detrás de estas abultadas cifras. "Siempre que haya demanda, seguirá habiendo sobrepesca de tiburones. Podríamos pensar que nosotros no tenemos nada que ver, siempre y cuando no consumamos sopa de aleta de tiburón, pero esa no es la única amenaza para ellos". En España también se consume tiburón, bajo el nombre de cazón o marrajo, por ejemplo. Además, algunos productos cosméticos o suplementos alimentarios contienen cartílago de tiburón, cuya eficacia ni siquiera está demostrada. La pesca de otras especies también afecta de manera indirecta a los tiburones, que quedan atrapados accidentalmente en las redes".

Por todo eso, Muntaner ha convertido la defensa de los tiburones en su cruzada personal. "Ellos no pueden hablar, pero nosotros sí podemos difundir el mensaje de lo importante que es su conservación. He pasado muchísimas horas en el mar, rodeada de tiburones, y jamás he tenido un problema", explica. Además, de su supervivencia como especie depende también la nuestra. "Sin tiburones en los ecosistemas, las poblaciones de sus presas sobrecrecen y, a su vez, depredan en exceso sobre otras poblaciones. Y así sucesivamente hasta crear un efecto en cadena que da lugar a un ecosistema desestructurado y enfermo. ¡Un mar con tiburones es un mar sano! Y nuestra supervivencia depende en parte de la de los océanos".

TE INTERESA

NO TE PIERDAS