Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

25, Octubre, 2020

Foto: Charles Deluvio / Unsplash

Más de la mitad de los adolescentes toma como referente la pornografía para sus relaciones y muchos de ellos premian la sumisión de la mujer y no identifican situaciones de riesgo

Un estudio de Save the Children alerta de la falta de capacidad crítica de los adolescentes para distinguir realidad de ficción y de que la pornografía, en la que abundan las prácticas de riesgo, violentas y desiguales, sea su única fuente de "educación" sexual.

Recientemente hablamos del fenómeno OnlyFans y la polémica que ha generado esta red social, donde se perpetúan estereotipos de género y se ha pasado de la difusión artística a la difusión de pornografía, con menores entre sus usuarios… Está claro que los peligros a los que se enfrentan los adolescentes en Internet son cada vez mayores y, ahora, el informe  '(Des)información sexual: pornografía y adolescencia' de Save The Children ha dado a conocer otros datos que lo avalan. Aquí te los resumimos.

Los adolescentes ven pornografía por primera vez a los 12 años

Según este informe, que ha contado la participación de 1.753 chicos y chicas de entre 13 y 17 años, casi el 68,2% consume pornografía de manera frecuente, a la que accede por primera vez a los 12 años. ¿Cómo lo hacen? Para un 28,5% (principalmente chicos), la primera toma de contacto responde a una búsqueda activa, mientras que un 17,4% (en su mayoría chicas), se ha encontrado con estos contenidos de manera inintencionada mientras navegaba por Internet.

La pornografía es su principal "profesora" de sexualidad

"Sin una educación afectivo-sexual incluida en el currículo y ante un mundo tecnológico lleno de posibilidades, la pornografía se ha convertido en profesora y consultorio de sexualidad para los adolescentes", señala Catalina Perazzo, directora de Políticas de Infancia y Sensibilización de Save the Children. Y es que un 30% de los encuestados confiesa que esta es su única fuente de "educación" sexual. ¿Y qué provoca esto? Que el deseo sexual de estos y estas jóvenes se construya sobre unos cimientos irreales, violentos y basados en relaciones de poder en las que predomina la sumisión de la mujer frente al hombre.

Consentimiento e igualdad en las relaciones sexuales

Es especialmente preocupante que más de la mitad de los jóvenes que ven estos contenidos intentan imitar lo que ven, no siempre solicitando el consentimiento previo de su pareja sexual. Las cifras son alarmantes. El 12,2% de los chicos ha puesto en práctica lo que ha visto en ese contenido pornográfico sin el consentimiento explícito de la pareja y sin que a esta le haya parecido bien, frente al 6,3% de las chicas.

Falta de capacidad crítica para distinguir realidad de ficción

Save the Children ha preguntado a los adolescentes si detectan violencia, desigualdad y prácticas de riesgo en lo que ven y, aunque el análisis arroja que un porcentaje alto de adolescentes sí es capaz de reconocer todo esto en la pornografía, entre quienes la consumen con más frecuencia, el 36,8% no diferencia entre la ficción de las escenas y sus propias experiencias sexuales y el 38% premia los vídeos en los que existen jerarquías de poder. Entre estos datos destaca que el 27,1% de las chicas no sabe identificar prácticas de riesgo como la ausencia de preservativo.

No se pueden obviar los riesgos que esto conlleva en la práctica. Por ejemplo, casi la mitad de la población adolescente no utiliza siempre métodos de protección y el 13,7% no lo hace nunca o casi nunca y el 'stealthing' (cuando un hombre se quita el preservativo sin consentimiento) es una práctica bastante común, ya considerada abuso sexual en España y categorizada como violación en varios países.

Puedes acceder al informe completo aquí. Además, junto a este estudio, Save the Children ha elaborado la guía «Tenemos que hablar del porno», un material dirigido a las familias sobre el consumo de pornografía en la adolescencia.

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS