Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

1, Octubre, 2021

Crédito: Netflix.

'La Asistenta', de Netflix: el duelo interpretativo entre Margaret Qualley y su madre, Andie MacDowell

'La Asistenta' aterriza hoy en Netflix para explorar el reto de la maternidad en solitario, el infierno de las relaciones abusivas y la situación de las trabajadoras domésticas, pero, sobre todo, para consagrar a Margaret Qualley como una de las estrellas más fascinantes de su generación.

Ixone Diaz

Alex es una madre soltera, que acaba de salir de una relación abusiva, vive en una casa de acogida y trabaja como asistenta en la casa de una familia adinerada. Así arranca 'La asistenta', la nueva serie de Netflix que se estrena hoy en la plataforma de streaming y en la Margaret Qualley demuestra el tipo de calibre dramático que Hollywood suele premiar durante la award season. Pero la ficción, que se suma a los estrenos de otoño en los que las mujeres son protagonistas y a series como 'La directora', también está llamada a convertirse en la consagración definitiva de una actriz joven (tiene 26 años), heredera de una saga artística (es hija de Andie MacDowell) y con un evidente talento interpretativo para el drama, como ya demostró antes en 'The leftovers' o en 'Érase una vez... en Hollywood'.

Producida por Margot Robbie, la serie de ocho capítulos es la adaptación de la novela autobiográfica de Stephanie Land que, como el personaje interpretado por Qually, tuvo que dejar la universidad y abandonar su sueño de ser escritora para trabajar como empleada doméstica y sufrir las condiciones del sector antes de convertirse en una autora superventas.

Uno de los alicientes de la nueva ficción de Netflix es el duelo interpretativo entre madre e hija. Porque si el personaje de Qualley es pura intensidad dramática, el de MacDowell, la madre de la protagonista que sufre un trastorno bipolar y vive en situación de precariedad, no le tiene nada que envidiar.

Pero 'La asistenta' es, sobre todo, la constatación definitiva de que Margaret Qualley ha dejado de ser una aspirante para convertirse en una estrella por méritos propios. Criada lejos del Hollywood (primero, en un rancho de Montana; después, en otro de Carolina del Norte) iba para bailarina de ballet clásico hasta que, con 16 años, decidió dejarlo para empezar a trabajar como modelo en Nueva York. Después de desfilar para diseñadores como Alberta Ferreti, Valentino o Chanel en las semanas de la moda de París o Nueva York, Qualley debutó como actriz en la serie 'Palo Alto'.

El reconocimiento llegó por su trabajo en 'The leftovers', en el que interpretaba a una problemática adolescente, pero, sobre todo, por su celebradísimo papel en 'Érase una vez en... Hollywood', donde daba vida a una de las integrantes de la familia Manson y seducía al personaje de Brad Pitt.

Además de 'La asistenta', Qualley tiene cuatro proyectos pendientes de estreno o rodaje. El más esperado de todos es 'Fred & Ginger', la película que explorará la relación entre los bailarines del Hollywood dorado Fred Astaire y Ginger Rogers y en la que la actriz estará acompañada de Jamie Bell.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS