Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Christine Keeler: ¿quién es la mujer que protagonizó uno de los mayores escándalos de la política inglesa?

'El escándalo de Christine Keeler' es la serie que revive el mayor escándalo del Gobierno británico tras la Segunda Guerra Mundial: El caso Profumo, protagonizado por Christine Keeler. Te contamos la historia real de quien fue una modelo, escort y cabaretera que conmocionó a la sociedad inglesa.

Durante los últimos meses, hemos hablado de algunos estrenos de series extraordinarias como 'Podría destruirte' o 'Mrs. America', ambas de HBO. Ahora, se lanza 'El escándalo de Christine Keeler' ('The Trial of Christine Keeler'), una serie de la BBC que se estrenó en Cosmopolitan Televisión España el pasado lunes 22 de junio y revive el escándalo que tumbó al Gobierno británico en los años 60: El caso Profumo. Su protagonista es Christine Margaret Keeler (1942-2017), quien fue una modelo, escort y cabaretera inglesa, papel encarnado por la actriz Sophie Cookson. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre la vida de Christine Keeler y esta serie basada en su alborotada vida.

¿Quién fue Christine Margaret Keeler?

Esta mujer nació en 1942 en el seno de una familia humilde en Middlesex, Inglaterra y murió en Farnborough debido a una enfermedad pulmonar. Con muy pocos años, quedó huérfana de padre, y la familia se encontró en una situación muy comprometida. A los 17 quedó embarazada de un londinense y perdió su trabajo de modelo. Trató de abortar con una aguja de tricotar pero no lo consiguió. El niño, Peter, nació prematuro y murió una semana después en el hospital.

Más adelante, se mudó a Londres. Allí, trabajó como camarera en un restaurante de Baker Street, donde conoció a Maureen O’Connor, que había trabajado en Murray’s Cabaret Club, en el Soho. Maureen presentó a Keeler al dueño, Percy Murray, que la introdujo en el mundo de los locales de alterne y las damas de compañía.

En su lugar de trabajo conoció a uno de los más reconocidos médicos de la buena sociedad londinense: Stephan Ward, que se convirtió en su amante y con quien se fue a vivir. Su relación era, cuanto menos, comprometida y peculiar. Este la introdujo en el ambiente de las fiestas de la alta sociedad, aunque, a cambio, la "alquilaba" a sus amigos, sobre todo a dos de ellos: el ministro de Defensa del gobierno de Harold Macmillan John Profumo, y el capitán de la marina rusa, Eugenio Ivanof.

"Estaba acostumbrada a que los hombres me quisieran pero siempre había algo subliminal que implicaba que me quitara la ropa. La diferencia con Stephen era que él quería que yo me acostara con otras personas. Gente poderosa".

La relación de Christine y Stephan se prolongó sólo unos meses debido a las disputas entre dos antiguos amantes suyos de los barrios bajos londinenses. Christine se negó a ayudar a uno de ellos en un juicio, y este intentó matarla. La policía le detuvo y obtuvo una confesión de lo más suculenta. En ese momento, en 1963, se hacía público que el ministro del gobierno de Harold Macmillan Profumo había tenido una relación con Christine, quien también había tenido, a su vez, encuentros íntimos con el soviético Yevgeni Ivanof; el caso Profumo estalló. Este escándalo conmocionó a la sociedad británica al completo: en plena Guerra Fría, Keeler se veía con un ministro de la guerra y con Yevgeni Ivanov, agregado naval de la Embajada soviética en Londres y vinculado al KGB.

¿Habría secretos militares en peligro? ¿Qué confesiones conocía Christine? Todo terminó con sus antiguos amantes en prisión, Ivanof de regreso a Rusia, Profumo presentó la dimisión de su carrera política y Ward fue acusado de proxeneta y se suicidió en prisión. Christine salía no sólo intacta de todo esto, sino victoriosa. Todos la demandaban para la prensa sensacionalista, las exclusivas, sesiones de fotos...

Sin embargo, en un intento de Christine de avivar su fama, esta realizó unas falsas acusaciones que la condujeron a la cárcel por perjurio. Esto desacreditó aún más al Partido Conservador  y ahondó la crisis política en que este caso dejó al gobierno británico de los años 60. Tras salir de prisión, el acoso mediático la llevó a refugiarse un tiempo en una cabaña de pescadores en Benidorm, España.

Al poco tiempo, la polémica Christine Keeler apareció junto a un antiguo novio de la juventud, afirmando que iban a casarse. En efecto, la boda se celebró, pero la unión sólo duró 5 años, divorciándose por “infidelidad de la esposa”. Tras este suceso, se perdió la pista de esta mujer, que ahora vuelve a salir a la luz por el estreno de la serie basada en su historia 'El escándalo de Christine Keeler'. 

TRÁILER-'El escándalo de Christine Keeler'

El rodaje de los seis episodios de 'El escándalo de Christine Keeler', dirigida por Andrea Harkin, tuvo lugar en 2018 cerca de Bristol. Ambientada en una época fascinante de cambio social, con la Guerra Fría en auge, esta miniserie repasa la polémica desde un punto de vista inédito: el de su protagonista femenina. La joven intérprete que encarna el papel de Christine es Sophie Cookson. Esta comparte protagonismo con James Norton (Stephen Ward), Emilia Fox (Valerie Hobson, mujer de Profumo), Ellie Bamber (Mandy, la mejor amiga de Christine) y Ben Miles (John Profumo), entre otras personalidades.

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS