Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

22, Noviembre, 2021

Crédito: Getty.

'The Dressing Down of Janet Jackson:' intrahistoria de una campaña de acoso y derribo

Han pasado 17 años desde el conocido como 'Nipplegate', pero la actuación de Janet Jackson en la Super Bowl de 2004 sigue dando que hablar. Ahora, un documental del 'New York Times' repasa el momento y desvela la campaña de acoso orquestada contra la cantante.

Ixone Díaz

Solo duró un segundo y apenas se vislumbró la sombra de un pezón, pero el conocido como 'Nipplegate' provocó una tormenta mediática, social y política en Estados Unidos. Por eso, 17 años después, la Super Bowl de 2004 sigue ocupando un capítulo propio en la historia de la cultura pop. Ahora, 'The Dressing Down of Janet Jackson', un documental producido por el New York Times y Hulu, recuerda el polémico instante, pero sobre todo desvela la campaña de acoso y derribo que sufrió su protagonista, Janet Jackson. La producción sigue la estela del documental que el diario estadounidense le dedicó recientemente a Britney Spears. 

De cómo ocurrió exactamente, no aporta demasiadas novedades. La teoría más aceptada (nunca confirmada por la propia Jackson, pero defendida en el documental por el vicepresidente de MTV) es que aunque la cantante y su estilista tuvieron la idea, la ejecución no debía destapar uno de sus pechos, sino dejar a la vista su sujetador. Jackson y Justin Timberlake nunca ensayaron el momento y el resto... Es historia. Después de la actuación, y según narra el documental, Jackson estuvo ilocalizable durante horas.

Poco después, comenzó la campaña contra ella, dirigida por el CEO de la cadena CBS Les Moonves. Según el documental, Moonves, que en 2018 se vio forzado a dimitir de su cargo después de ser acusado de acoso sexual por varias mujeres, exigió una disculpa privada y en persona. Justin Timberlake accedió, visitándole personalmente en su oficina. Jackson, en cambio, se negó. Unos días más tarde, Timberlake fue a los Grammys; Jackson no recibió la invitación. Como resultado, el cantante afianzó su estatus de súper estrella, hizo carrera en Hollywood y en 2018, volvió a ser la estrella de la Super Bowl. La suerte de Jackson fue muy distinta.

Muchas emisoras de radio se negaron a pinchar su último disco, que se hundió en las listas de ventas mientras los poderes fácticos de la industria musical se fueron alejando poco a poco de ella. Jackson, mujer, negra y perteneciente a una polémica saga de artistas, se convirtió en el chivo expiatorio perfecto. En 'The Dressing Down of Janet Jackson' la crítica del New York Times Jenna Wortham lo explica así: "Nuestra cultura no sabe qué hacer con las mujeres independientes, y definitivamente no sabe qué hacer con las mujeres negras independientes. Así que imagínate cuando se trata de mujer negra independiente que gana su propio dinero, que sabe quién es y que, aparentemente, es una mujer completamente liberada sexualmente. Cuando encontraron una oportunidad de castigarla por ello, lo hicieron". 

Ni Jackson ni Timberlake participan en el documental, pese a compartir el mismo publicista (o quizá precisamente por eso). Sin embargo, el tiempo ha puesto a todos en su lugar. En febrero, Timberlake se disculpó en Instagram tanto con Jackson como con su ex novia, Britney Spears. "Quiero disculparme específicamente con Britney Spears y Janet Jackson de manera individual, porque me preocupo por estas mujeres, las respeto y sé que les fallé". En el caso de Jackson, la disculpa llegó 17 años después.

La cantante, en cambio, está preparando su propio documental para Lifetime y A&E. 'Janet' verá la luz en enero y Jackson podría aprovechar la oportunidad para dar su propia versión de los hechos. Continuará...

TE INTERESA

NO TE PIERDAS