Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Denise Coates en una de las pocos retratos que existen de ella. Foto: Getty.

Filántropa, madre de cuatro niños adoptados y jefa del negocio de las apuestas on-line: así es Denise Coates, la mujer más rica de Inglaterra

Dicen que es hasta diez veces más rica que la reina Isabel II. Pero la leyenda de Denise Coates, fundadora de la casa de apuestas on-line Bet365, va más allá de su inmensa fortuna. Extremadamente reservada y alérgica a los focos, su vida es un apasionante misterio.

Elena de los Ríos

La noticia apunta a que Denise Coates (54 años), la fundadora de la plataforma de apuestas online Bet365 y la mujer más rica de Inglaterra incluso por delante de la reina Isabel II, ha tenido que recortar su salario por primera vez en tres años, debido a la pandemia. Con o sin rebaja, las cifras que consigna la nómina de esta ejecutiva top (que se codea en los rankings con otras poderosas ilustres como MacKenzie Scott o Tatyana Bakalchuk) son mareantes.

Ganó 300 millones de libras (360 millones de euros) entre marzo de 2021 y marzo de 2022, un poco menos de lo que se llevó en 2019: 421 millones de libras. Para que nos hagamos una idea de su política de retribución, su sueldo es 16 veces mayor que el de Pascal Soriot, jefe de la farmacéutica AstraZeneka, pero sigue por debajo del de Elon Musk. Comprensible que Coates se enerve cuando se publica que no fue ella la fundadora de su negocio, sino su padre.

Aunque la prensa amarilla británica publica todo tipo de rumores sobre su vida privada, un baño de lujo y excesos que no termina de compadecerse del todo con la realidad, la única noticia que ha provocado la indignación de Denise Coates es la que atribuye el mérito de su buen olfato empresarial a su padre, Peter Coates, propietario de una casa de apuestas a la vieja usanza en Stoke-on-Trent. En realidad, fue ella la que hace 21 años convenció a su padre para hipotecar su negocio y llevarlo al terreno digital, poniendo la primera piedra de un imperio empresarial que hoy opera en 21 idiomas, 24 divisas y a través de 35 métodos de pago distintos en un número indeterminado de países (indeterminado porque en algunos de ellos, como China, el juego es ilegal). Su fortuna, estimada en 8,4 billones de libras, la convierte en la décimo séptima persona más rica del país y también la que más impuestos paga.

"Yo no disfruto de la atención de la gente, el tema público no es para mí", aseveró hace algunos años, en la única entrevista que ha concedido hasta la fecha. "Y no digo que sea una mujer que se encoge, porque no lo soy. Yo he sido una jefaza toda mi vida y disfruto mucho dirigiendo mi negocio. Pero no soy un animal social y creo que se han hecho suposiciones falsas sobre mí. Creo que los medios piensan, por las razones que sean, que tal vez tengan una mejor historia si mienten". Efectivamente, está acostumbrada a ganar. Denise Coates fue la número uno en su promoción en la Universidad de Shetffield, donde estudió econometría. Solo recientemente ha encontrado un obstáculo en su irresistible carrera: le han denegado la licencia para operar en el estado de Nueva York. De momento, solo ha logrado ser admitida en dos de los siete Estados estadounidenses en los que el juego es legal.

Casada con su novio de la universidad, Richard Smith, director del club de fútbol propiedad de la familia (el Stoke City que juega en la Premiere League), Denise Coates lidera además una actividad filantrópica notable. A través de la Fundación Bet365, creada en 2012, dona a más de 20 organizaciones de caridad, financia la construcción de hospitales y contribuye a programas de asistencia a víctimas de desastres naturales y distintas becas de investigación médica o universitarias. Madre de un niño junto a Smith, en 2014 la pareja adoptó a cuatro niños de la misma familia que iban a ser acogidos por separado. El año pasado corrieron ríos de tinta sobre la gran mansión de cristal valorada en 90 millones de libras que ha construido en Cheshire, en el terreno equivalente a 12 fincas en el que ha incluido un lago artificial, establos y jardines ornamentales. Un Versalles moderno a su medida.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS