Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

30, Octubre, 2020

Escena del espectáculo 'Fuego', que se representa en el Teatro Real de Madrid. / Javier del Real.

¿La cultura es (aún) cosa de hombres? Ellos dirigen y gestionan y ellas se encargan de maquillaje y peluquería

¿Sabías que ni el Museo del Prado, ni el Thyssen han sido dirigidos nunca por una mujer? ¿Y que las direcciones generales del Ministerio de Cultura han sido ocupadas por ellas sólo en un 27,7% de las ocasiones? Los informes recientes alertan de que la brecha de género en el sector cultural es (aún) profunda en España.

A pesar de que es bien sabido que las mujeres y la cultura son una ecuación ganadora, aún queda mucho por hacer para alcanzar una igualdad de género real en el sector cultural. Un informe realizado en el marco del plan de trabajo del Observatorio de Igualdad de Género en el ámbito de la Cultura ha examinado la situación en 50 centros de gestión entre 2000 y 2018 y revela que los hombres deciden en el 82% de las instituciones culturales. "Las mujeres son las grandes sostenedoras del sistema, pero no deciden", defiende la autora de la investigación.

"La presencia equilibrada de mujeres en los órganos colegiados no es sólo una medida de respeto a los criterios de igualdad, sino un indicador fundamental de la legitimidad y calidad democrática de sus políticas", dice un informe.

Como no podía ser de otra manera, encontramos muchos ejemplos que constatan esa falta de acceso de las mujeres a los organismos públicos del sector cultural en España. Por poner algunos ejemplos, en dos décadas de conciertos en la Orquesta Nacional de España sólo se han programado 10 obras de mujeres y, de igual modo, el Teatro Real ha organizado un total de un 0,6% de montajes dirigidos por mujeres. Ante esto, el informe advierte de que la presencia equilibrada de mujeres en los órganos colegiados "no es sólo una medida de respeto a los criterios de igualdad, sino un indicador fundamental de la legitimidad y calidad democrática de sus políticas".

Estabilidad laboral y presencia en los patronatos

Otros datos muy significativos que arroja este estudio son la menor estabilidad de las mujeres en este sector o su ausencia en los patronatos. El primer hallazgo implica que se produce mayor recambio y menor estabilidad cuando son las mujeres las que ocupan las direcciones generales. Además, a los hombres se les mantiene en sus puestos durante periodos de tiempo más largos. Y, respecto a la presencia femenina en los patronatos, este informe desvela que sólo el 73% de las personas de los patronatos son hombres frente a un 27% de mujeres. En otras palabras, una de cada cuatro integrantes es una mujer.

La brecha de género en el cine español

Destacan también los datos del último informe anual de CIMA (Asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales), que muestra una innegable brecha en el cine español. Según el documento, las mujeres representan un 30% del personal de una película, frente a un 70% de representación de hombres. ¿Lo más llamativo? Ellas están infrarrepresentadas en la mayoría de sectores de la producción audiovisual, como en dirección de fotografía, composición musical, sonido, efectos especiales, guion, montaje y, por supuesto, en dirección, donde ostentan solo un 26% de los cargos. En cambio, están sobrerrepresentadas porcentualmente en profesiones vinculadas con los roles tradicionales de género: diseño de vestuario (83%) y maquillaje y peluquería (75%).

Los hombres reciben más ayudas

Otro de los datos más destacados es el que atañe al presupuesto. Los hombres reciben el 83% de las ayudas generales y, como consecuencia, las películas que dirigen ellos son de mayor presupuesto que las que dirigen ellas. "¿Qué pelis cuestan menos dinero? Los documentales, el género en el que justo hay más mujeres. No es casualidad. Donde hay menos presupuestos hay más mujeres. Es realmente dramático, pero es así", afirma contundente Cristina Andreu, presidenta de CIMA.

Esa brecha, a pesar de ir subsanándose (aunque muy lentamente), podría agravarse debido a las consecuencias de la crisis del coronavirus. Así, por un lado, este estudio declara que el cine español está muy masculinizado, pero un poco menos que hace dos y tres años. Y, por otro lado, Cristina Andreu ha declarado: "Durante los primeros meses de la pandemia hicimos una encuesta interna para nuestras afiliadas y vimos que muchas habían tenido que dejar su trabajo, porque tenían mayor carga en los cuidados".

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS