Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

30, Septiembre, 2020

Si incluyes estas cuatro cosas en tu currículum, hasta Miranda Priestly, la mega jefa de 'El diablo viste de Prada', se fijaría en ti.

Las 4 cosas que debes incluir sí o sí en tu currículum si quieres que se fijen en ti (y que siempre olvidas)

¿Tu currículum es una lista interminable de puestos de trabajo y cursos y no deja ver quién eres realmente? Olvídate: estos son los cuatro apartados que debes incluir en él para destacar entre la multitud.

¿Quieres mejorar tu carrera profesional? Pues empieza por el currículum. Este documento no ha muerto, pero ya no es un simple listado de cosas. Incluir la información de contacto, la formación y la experiencia profesional es imprescindible. Pero hay otros apartados que la mayoría de los aspirantes a un puesto no tienen en cuenta y, sin embargo, los reclutadores ya consideran imprescindibles. ¿Por qué? Porque hablan de la persona que hay detrás de todos esos títulos y años de carrera profesional. ¿Quieres saber cuáles? Ahí van.

1. Un resumen profesional. La mayoría de los candidatos empiezan su currículum de golpe, enumerando uno tras otro los puestos de trabajo que ha desempeñado. ¡Error! Es imprescindible comenzar con un resumen profesional. Se trata de una pequeña introducción para decirle al reclutador quién eres y por qué eres la persona idónea para el puesto. "Es la parte más importante: si el resumen está bien escrito, el reclutador no debería ni necesitar leer más tu currículum", explican en el blog de LinkaCV. Esta plataforma profesional recomienda no extenderlo más de 4 o 5 párrafos de dos líneas cada uno como máximo. ¿Y qué debe incluir? Debes presentar de manera general tu perfil profesional, hablar de las soft skills que encajen con el puesto al que optas y, sobre todo, "abandona la mentalidad de que estás pidiendo trabajo, sino que estás ofreciendo tus servicios", dicen en LinkaCV.

"Si el resumen está bien escrito, el reclutador no debería ni necesitar leer más tu currículum", explican en el blog de LinkaCV.

2. Voluntariado. Quizá creas que incluir en tu currículum esa temporada que ayudaste en una ONG da una imagen poco seria o demasiado idealista de ti. Nada más lejos de la realidad. Rellenar el apartado de voluntariado en tu currículum puede poner de manifiesto que has desarrollado habilidades como el trabajo en equipo, la capacidad de organización, la implicación en un proyecto a largo plazo y, además, que eres una persona sociable. También es un elemento diferenciador. El apartado de voluntariado es especialmente útil si tienes poca experiencia laboral: puede ayudar a que tu currículum sea mucho más interesante.

3. Recursos propios. ¿Tienes un blog o una página web interesante que muestra alguna parcela de tu talento profesional? Entonces, inclúyelo en tu currículum. Eso sí, hay que tener cierto cuidado porque no se trata de hablar de tus hobbys: eso ya está muy pasado de moda… a menos que pueda aportar algo al puesto al que optes, claro. Por ejemplo, ¿aspiras a una vacante en una firma deportiva? Entonces pon de manifiesta que te gusta salir a correr tres días en semana.

4. Logros. El currículum no debe ser un listado de tu experiencia laboral y tus títulos. Los empleadores quieren saber qué has logrado en tu carrera profesional o cómo has contribuido tú a los logros de tu departamento o empresa. En definitiva, si tu desempeño ha estado alineado con los objetivos y la estrategia de la compañía. Por eso, es importante incluir, junto a cada experiencia profesional, una pequeña explicación con los logros y metas que alcanzaste en el puesto. Si es con cifras y KPI's concretos, mejor que mejor.

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS