Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

23, Agosto, 2021

Crédito: Getty.

Cómo cambiar radicalmente de hábitos financieros sin que duela (demasiado)

Pongamos que has entrado en contacto con lo que significa el ‘wellness financiero’ y quieres que sea una constante en tu vida. No nos extraña.

Elena de los Ríos.

Puede que la condición primera del lujo sea no tener constantemente en la cabeza preocupaciones económicas. No importa si tienes una gran nómina o un sueldo pequeño. Lo interesante es ajustarse a las posibilidades y, sobre todo, tener constantemente el control de lo que pasa con tu dinero. Y para que sea así los hábitos financieros son centrales. Ha llegado el momento de mirarlos a la cara.

Este paso no vas a poder saltártelo: tienes que presupuestar tu calendario. Septiembre, la vuelta de vacaciones o el principio de curso es un momento perfecto para empezar. Lo básico seguro que te lo sabes: calcula tus gastos fijos, con la parte proporcional mensual de impuestos, seguros y ahorro (entre un 10 y un 20% de tu nómina). Lo que nos queda es el terreno de juego. Ahí es donde tienes que fijar las huchas que financiarán las actividades importantes, para el año en curso o los siguientes. 

Puedes abrir hucha para las vacaciones de verano, para las vacaciones de invierno, para una bicicleta eléctrica, un ordenador o la entrada de un piso. Tú decides cuánto destinar a las huchas, en función del tiempo que tengas para lograr el objetivo. Si no te gusta privarte de los pequeños placeres del día a día, un 20% puede ser lo sensato. Si estás motivada para el ahorro y te gusta la vida frugal, puedes llegar a un 50%. El objetivo es dejar para la compra impulsiva la menos cantidad posible de dinero.

La herramienta del presupuesto y las huchas es la estrategia más accesible e indolora para pasar del descontrol o el control débil de nuestro dinero a la tranquilidad que da saber qué estamos haciendo y por qué. Cuando logres automatizarlo, puedes plantearte retos puntuales, algo así como los ayunos que están tan de moda. Por ejemplo, cero gasto en ropa o cero gasto en cenas durante el mes más frío del año, cuando más apetece estar en casa. Te motivará conseguir tus objetivos más rápido.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS