Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

15, Diciembre, 2021

Crédito: HBO Max.

Carrie Bradshaw, una viuda en Nueva York: por qué es necesario visibilizar a las mujeres que pierden a sus maridos

La muerte de Mr.Big en 'And Just Like That...' ha conmocionado a los seguidores de 'Sexo en Nueva York'. Sin embargo, el nuevo estado civil de su protagonista es un valiente giro de guion que permite explorar cómo las mujeres se enfrentan a la viudedad desde un punto de vista económico, sexual y emocional.

Michael Patrick King, director y guionista de las seis temporadas de la serie y las dos películas de Sexo en Nueva York dejó muy claro a su equipo creativo y a HBO Max que solo revisitaría la historia de Carrie Bradshaw si Mr. Big moría. Una decisión que se vio plasmada en el primer episodio de And Just Like That... (mejor poner las cartas sobre la mesa cuanto antes) y que ha sido fuertemente criticada por los fans más acérrimos de la franquicia. "¿Qué va a ser de Carrie ahora que ha perdido al amor de su vida?", se preguntaba un seguidor indignado en Twitter.

Y ahí está, precisamente, el quid de la cuestión. Tras haber asistido a las idas y venidas de una relación que finalmente terminó en boda, King quería explorar un aspecto más interesante y mucho menos explotado: el de una mujer que ha amado con todas sus fuerzas y debe enfrentarse, no solo al sufrimiento emocional del duelo, sino a la necesidad de sobreponerse a la pérdida y seguir adelante con su vida.

"La muerte estaba en la historia original. Nadie quería volver si  la serie no iba a ser diferente. Cuando le dije a Chris North que Mr. Big moría en el primer episodio, definitivamente supo que no iba a ser lo mismo. Y tuvimos que hablar de ello. Realmente quería hablar de por qué muere y de lo que supone para la serie. Cuanto más hablábamos de ello, más comprendía que era por Carrie, y el argumento de Carrie es que es mejor haber amado y perdido que no haber amado nunca", explica King en una amplia entrevista concedida a la edición norteamericana de Vanity Fair tras las críticas recibidas por haber 'matado' a Mr.Big.

"Si puedes encontrar a alguien que te quiera, es increíble. Pero esto realmente nos permite probar esa tesis de que la relación más significativa, desafiante, difícil y gratificante de todas es la que tienes contigo mismo. También es muy interesante para mí, porque tener 55 años y estar soltero es un estadio totalmente nuevo. Pensabas que tener 35 años y estar soltero era una cosa. 55 años y seguir soltero es otra", afirma en referencia al nuevo estado civil de Carrie a los 55.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de HBO Max (@hbomax)

Viudas, el colectivo femenino olvidado

De acuerdo con los datos del último trimestre de 2020 del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número total de viudos y viudas en España ascendía a 2.917.800 personas. De estos, 2.331.200 eran mujeres, mientras que los hombres solo eran 586.600. Es decir, el 80 % de los viudos en España son mujeres.

Por eso, no es ciencia ficción que Carrie Bradshaw haya perdido al hombre de su vida, aunque no viva en suelo español. De hecho, es mucho más realista que haya enviudado a que se hubiese divorciado. Pero lo realmente importante de este giro de guion (con fundido a negro) es que nos permitirá ser testigos del proceso al que se enfrenta una mujer cuando pierde a su marido en una franja de edad en la que todavía se es activa en el terreno profesional, hay (seguramente) deudas económicas que saldar y se tiene una vida social agitada que puede dar lugar a nuevas oportunidades para el amor (y el sexo).

Y es que, aunque a sus seguidores les cueste aceptar la pérdida de Mr.Big, su marcha nos permitirá ver a Carrie Bradshaw enfrentándose a la soledad emocional (tras años teniendo un único compañero sentimental), tomando decisiones como la de cambiar de piso porque es "demasiado grande para uno" o descargándose (y usando) dating apps. Demostrando, en definitiva, que ser viuda es un estado civil tan complejo (y puede que tan maravilloso) como cualquier otro. No solo de solteras y divorciadas vive la gran y pequeña pantalla. Gracias, Carrie 2.0.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS