Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

14, Octubre, 2020

Gerd Altmann (Pixabay).

Brecha salarial: estas son las razones por las que necesitamos un plan para acabar con ella

El Consejo de Ministros acaba de dar luz verde a dos reales decretos que intentarán luchar contra la brecha salarial en las empresas. Aunque la medida pueda ser polémica, es imprescindible y te contamos por qué.

El Gobierno acaba de aprobar dos reales decretos (con el visto bueno de los sindicatos, pero no de la patronal) con el propósito de fomentar la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral. La norma de Igualdad Retributiva, que regula los salarios, da seis meses de plazo a las empresas de más de 50 trabajadores para crear un registro de sueldos desagregado por sexos. De ese modo, y a través de una mayor transparencia, reducir la brecha salarial. Estas son las razones por las que esta regulación era necesaria.

Las mujeres cobran un 20% menos

Según el 'Informe Mundial sobre Salarios 2018/19', publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que analizaba los salarios en 70 países del mundo, las mujeres ganan un 20% menos que los hombres. Y eso que, como señaló Rosalia Vázquez-Álvarez, especialista en econometría y salarios de la OIT y una de las autoras del informe, "en numerosos países, las mujeres tienen un nivel de educación más alto que el de los hombres pero perciben salarios inferiores, aun cuando trabajen en las mismas categorías profesionales". El informe recogía datos anteriores a la pandemia. Ahora la brecha salarial podría ser mayor.

Las mujeres llegan a ganar un 33% menos diez años después de ser madres, según un informe del Banco de España.

Ellas, más afectadas por la pandemia

Precisamente, la OIT ya ha alertado de que, debido a la crisis sanitaria, las mujeres tienen más riesgo de pobreza y de contagio. Y mucha culpa de ello tiene el trabajo precario, al que tienen que recurrir más mujeres que hombres. En el "Observatorio de la OIT sobre la COVID-19", el organismo asegura que unos 1.600 millones de trabajadores informales en todo el mundo podrían perder su forma de ganarse la vida debido a la pandemia. Son los trabajadores que no tienen ningún tipo de cobertura y la mayoría son mujeres: el 42% frente al 32% de los hombres.

La maternidad, un camino sin retorno

Tener hijos penaliza a la mujer. Al menos, desde una perspectiva laboral. Según el informe "The Child Penalty in Spain", publicado por el Banco de España, los ingresos brutos de las mujeres disminuyen un 11,2% el primer año después de haber tenido un hijo. Mientras, los ingresos de los hombres que han sido padres incluso aumentan un 0,15%. Con el tiempo, la brecha salarial se hace más profunda: el documento señala que el año siguiente al nacimiento, el salario de las mujeres cae hasta un 19,5% y una década después, la mujer llega a ganar un 33% menos de lo que ganaba antes de la maternidad. Mientras, los ingresos de los padres pueden disminuir, como mucho, un 5%.

Las cifras del trabajo invisible

En todo el mundo, las mujeres son las que cargan, de forma casi exclusiva, con los trabajos de cuidados y mantenimiento en el hogar. Una carga enorme que no aparece en las estadísticas. Un informe publicado en febrero por Oxfam Intermón ponía cifras a todo este trabajo invisible: las mujeres realizan 12.500 millones de horas diarias de trabajo no remunerado. Equivale nada menos que a 10,8 billones de dólares anuales… que no paga nadie y que no recibe nadie.

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS