Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Money & Career

Crédito: Getty.

'Bootcamps': la vía ultrarrápida para adquirir un perfil más tecnológico y competitivo

Si estás buscando reciclarte y poner a punto tu perfil digital, quizá no necesites un máster o una nueva titulación, sino una formación exprés que te convierta en una profesional más atractiva en cuestión de semanas. Aunque no son baratos, los 'bootcamps' pueden ser una gran inversión.

Elena de los Ríos

El mensaje nos llega de todas partes: 8 de cada 10 empresas tecnológicas en España no encuentran talento específico para cubrir sus necesidades. De hecho, la consultora Manpower asegura, con datos de IBM, que actualmente existen más de 300.000 puestos sin cubrir por falta de perfiles con cualificación tecnológica. Vistos los datos, es fácil deducir que la formación en cualquier especialidad digital puede conducirnos a encontrar trabajo con relativa facilidad, e incluso impulsar nuestra carrera profesional hacia posiciones muy especializadas donde la demanda supera, y con mucho, la oferta.

Está claro: todos los grados que se relacionan con el universo de lo digital son interesantes, especialmente Matemáticas, Estadística, Física o cualquiera de las ingenierías. Sin embargo, profesionales que ya hayan iniciado su carrera pueden reciclarse para orientar sus siguientes pasos en el entorno de la programación y aledaños. Y hacerlo de manera efectiva, práctica y barata, con formaciones que no aspiran tanto a una titulación como a una capacitación inmediata. ¿Cómo? A través de los bootcamps.

Los bootcamps ofrecen formación intensiva y rápida para cubrir puestos específicos: suelen durar unos tres meses, en los que puedes recibir hasta ocho horas de formación diarias (eminentemente práctica, eso sí). Pueden ser on-line, presenciales o híbridos, pero su mayor inconveniente es el precio: suelen rondar los 6.000 euros. Normalmente no exigen una formación previa y al terminar obtienes un nivel junior que te habilitará para trabajar desde ya.

Pueden ser on-line, presenciales o hídridos y su precio suele rondar los 6.000 euros

Un buen ejemplo de bootcamp puede ser Adalab, una escuela tecnológica centrada en cerrar la brecha de género en las profesiones tecnológicas. Su propuesta formativa, que comienza a partir de marzo de 2022, se extiende a lo largo de 12 semanas en las que se imparten 6 horas de formación al día, a las que se suman cuatro o cinco horas más de trabajo personal diario. La exigencia es alta, de ahí que no admitan a personas que ya tienen trabajo u otras responsabilidades. Ofrecen descuentos y becas y presumen de un nivel de empleabilidad del 90%.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS