Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

11, Septiembre, 2021

Montaje. Crédito: Getty.

El arte del 'small talk' o cómo hablar con tus compañeros de trabajo puede impulsar tu carrera

El regreso a la oficina trae consigo algo que muchos detestan, pero que los estudios demuestran es vital para un buen desempeño laboral. Charlar con tus compañeros puede allanar tu camino en la oficina. Y hasta ayudarte a conseguir un ascenso.

Marita Alonso.

Si alguna vez has fingido recibir una llamada importante para no coincidir en el ascensor con un compañero de trabajo o te has dejado los cascos puestos, pero sin música, en el autobús para que tu compañera no se acercara a hablar, tenemos malas noticias para ti: evitar estas pequeñas charlas puede estar frenando un ascenso. Aunque pueden ser conversaciones intrascendentes, ayudan a que tu interlocutor te humanice. Y en el caso de que cometas un error en el trabajo o necesites extender el plazo de entrega de un proyecto las repercusiones serán mucho menos graves. Tenlo en cuenta en el regreso a la oficina y súmalo a los tres malos hábitos con los que debes acabar este mes de septiembre.

Un estudio publicado en la revista ‘Psychological Science’ demuestra que los trabajadores “sistemáticamente menosprecian lo mucho que sus compañeros de trabajo los valoran y disfrutan de su compañía”. Como señala Ellie Hornear , fundadora y CEO de la agencia de comunicación Pencil or Ink dedicada a mejorar la comunicación interna de las empresas, "la gente no recuerda lo que has dicho, sino cómo se ha sentido al hablar contigo".

Es decir: lo de menos es si has hablado del aire acondicionado de la oficina o de la película que viste anoche. Lo realmente importante es si consigues que tus compañeros de trabajo se sientan bien en tu presencia. Algunos estudios señalan que los trabajadores que han hablado más de lo habitual con sus compañeros durante un día concreto aseguran haberse sentido más positivos y menos abrumados en el trabajo, mientras que los que apenas han interactuado han sido menos capaces, paradójicamente, de centrarse en sus tareas laborales.

Si antes estas charlas breves (o “small talk”) nos traían de cabeza, la pandemia ha hecho que, tras muchos meses de teletrabajo, el regreso a la oficina las haya convertido en una auténtica penitencia para muchos. Pero eso tiene solución. Para dominar el arte de las conversaciones breves en un ambiente de oficina, lo primero es centrarnos en escuchar, algo que en la era del multitasking no siempre es sencillo. Para eso, debemos dejar de pensar en lo que diremos a continuación para escuchar de verdad, algo tan importante para ser buenos conversadores como responder bien.

"Es un error tratar de 'ganar' una conversación. No te ayudará a construir relaciones profundas"

Asegúrate, además, de preguntar para mostrar un interés real. Aunque solo duren unos minutos o versen sobre la paella del domingo, estas charlas deben ser cooperativas, es decir, cada interlocutor ha de conectar lo que dice con lo que el otro ha comentado. Es un error intentar "ganar" una conversación, pues aunque hace que las interacciones sean más enérgicas, no ayuda a construir relaciones profundas. No se trata de darles la razón a tus compañeros incluso cuando no la tienen, sino de intentar entender por qué piensan así. Expresa tu opinión no para cambiar la forma en la que el otro piensa, sino para razonar tus pensamientos.

¿Preferirías escuchar tu playlist preferida de Spotify a hablar con tu compañera ante la máquina de café? Te comprendemos, pero piensa que, a la larga, el "small talk" puede ser beneficioso para tu carrera. Además, para escuchar tus canciones preferidas siempre habrá tiempo cuando vuelvas a casa… Siempre y cuando no coincidas con otro compañero de trabajo, claro.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS