Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

30, Diciembre, 2021

Crédito: Getty.

Ana Obregón: de icono sexual en los 80 a 'business woman' de éxito (con una vida personal marcada por la tragedia)

Aunque este año no presentará las Campanadas por su positivo en Covid-19, Ana Obregón es el mejor ejemplo de mujer fuerte, profesional, independiente y luchadora que ha superado (con nota) todos los obstáculos que la vida le ha puesto por delante.

"Lo más inteligente es hacerte la tonta porque así te anticipas a todos". Así definía Ana Obregón la clave de su éxito en una entrevista realizada en 2015. Un late motiv profesional nada ortodoxo pero con el que ha conseguido ser una de las mujeres españolas más poderosas. Adorada por el público, Ana Obregón ha sabido manejar mejor que nadie ese equilibrio casi imposible entre el despectivo (y machista) término de rubia tonta (definición que persiguió a Marilyn Monroe toda su vida) y la implacable mujer de negocios.

Convertida en todo un icono sexual en la década de los 80, y mientras encandilaba al público y a las revistas de papel cuché con sus estilismos, su figura, su sonrisa y sus noviazgos, Ana Obregón no desatendía sus negocios, los cuales ha llevado siempre de la manera más privada posible.

En 1987, la actriz fundaba su productora, Yoana Producciones SL (a fecha de 2020 esta sociedad presentaba un patrimonio activo de 3.474.621 euros) cuyo objeto social comprendía la promoción y representación de artistas, la realización de producciones y organización de obras cinematográficas o teatrales, creación de películas y gestión de cines; además, del diseño, promoción y confección de ropa tanto masculina como femenina.

Aunque Ana Obregón también conoce el fracaso profesional. En 1993 abrigó el gimnasio Club Serrano 50 que tuvo que cerrar tan solo dos años más tarde. Eso no la frenó para seguir adelante con su faceta de emprendedora, además de seguir gestionando, juntos a sus hermanos y su padre, los negocios inmobiliarios (con cuentas millonarias) bajo las sociedades de Promotorados SA y Niesa Nueva Inmobiliaria Española SA.

Una vida marcada por dos grandes pérdidas

Fue en 1989 cuando su primer gran amor fallecía en un accidente de tráfico a los 27 años. Se trataba del jugador de baloncesto Fernando Martín, primer baloncestista español en jugar en la NBA. Desafortunadamente esta no ha sido la única dolorosa muerte a la que ha tenido que enfrentarse Ana Obregón. En plena pandemia, Áless Lequio, su único hijo, fallecía a consecuencia de un cáncer (también a los 27 años de edad) en mayo de 2020.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS