Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

28, Septiembre, 2020

Carlos Barria / GTRES.

Ultraconservadora y antiabortista: así es Amy Coney Barrett, la posible sustituta de Ruth Bader Ginsburg en el Tribunal Supremo de Estados Unidos

La jueza que podría ocupar el puesto de Ruth Bader Ginsburg tiene un ideario totalmente opuesto al de esta: Amy Coney Barrett es contraria al aborto, defensora de una política migratoria de mano dura y defiende el derecho de los estadounidenses a llevar armas.

El sábado 26 de septiembre, Donald Trump presentó en la rosaleda de la Casa Blanca a su candidata para sustituir a la jueza Ruth Bader Ginsburg, recientemente fallecida, en su sillón del Tribunal Supremo de Estados Unidos. La presentación fue al estilo Trump: el presidente no dejó ni un adjetivo sin usar. "Tengo el honor de nominar a una de las mentes legales más brillantes y talentosas de nuestra nación a la Corte Suprema. Es una mujer de logros incomparables, intelecto sobresaliente, admirables credenciales y una firme lealtad a la Constitución: la jueza Amy Coney Barrett", dijo.

De ser elegida por el Senado (donde los republicanos tienen mayoría), Barrett se convertiría en la jueza más joven de la Corte Suprema de Estados Unidos. La jurista es bien conocida por sus ideas ultraconservadoras, totalmente diferentes a las de su predecesora, la progresista Ruth Bader Ginsburg, que fue clave en la lucha por los derechos de la mujer. Sin embargo, durante su presentación en la Casa Blanca, Barrett aseguró que, de ser elegida, sus decisiones judiciales las tomaría únicamente con arreglo a la ley, no a sus opiniones personales. "Los jueces no son legisladores y tienen que dejar a un lado cualquier opinión política que tengan", dijo.

Nacida en Nueva Orleans hace 48 años, Amy Coney Barrett es la mayor de los siete hijos del abogado Michael Coney y el ama de casa Linda Coney. Barrett se licenció en Derecho en la Universidad de Notre Dame, en Indiana, un centro privado católico afiliado a la Congregación de la Santa Cruz donde, ahora, ella también ejerce de profesora. Tras graduarse, trabajó como asistente judicial para varios magistrados, entre ellos, el conservador Antonin Scalia, de la Corte Suprema. Desde 2017 es juez federal en la Corte de Apelaciones.

Barrett es madre de siete hijos, uno de ellos con síndrome de Down y otros dos adoptados en Haití. La jueza está en contra del aborto sin excepción: en un artículo publicado en 2013, dijo que "la vida comienza con la concepción". De hecho, se ha relacionado a Barrett con People of Praise, una comunidad ultracatólica con un elevado nivel de jerarquía, que promulga que el hombre debe ser siempre el cabeza de familia en el hogar. Además, los miembros deben donar un 5% de sus ingresos a la comunidad.

Barrett también está a favor de una política migratoria dura (como la que ejerce Donald Trump) y del derecho de los estadounidenses a llevar armas. Los analistas creen que con la elección de Barrett, Donald Trump está intentando contentar a su electorado más conservador.

 

TE INTERESA

NO TE PIERDAS